Los estudiantes de secundaria y Bachillerato conocen a sus nuevos compañeros de clase

Ha sido la única actividad que han llevado a cabo en el inicio de curso. Los tutores de cada grupo han repartido los horarios y han expuesto los profesores que impartirán cada asignatura. Día muy tranquilo en los institutos, hasta mañana no comenzarán las clases propiamente dichas. Este martes han vuelto a clase más de 10.200 alumnos de secundaria y bachillerato en la provincia de Huesca.

Los patios y accesos a los institutos de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional han vuelto a cobrar vida. Lo primero era pasar lista y formar los grupos.

Una vez los grupos estaban configurados, los turores se han llevado a los estudiantes a las aulas para hacer las presentaciones. Los alumnos han conocido los horarios y los profesores que tendrán en cada asignatura.

Al salir de las clases, que apenas han durado una hora, los estudiantes mostraban sus primeras impresiones.

Como novedad en este intituto, el Ramón y Cajal, este año las clases de lengua castellana y matemáticas serán más efectivas. Los grupos se dividirán en dos.

En la provincia de Huesca en educación secundaria y Bachillerato ha habido un leve aumento de población escolar. Entre ambos ciclos se incorporan 26 alumnos más que el pasado curso. Si que se da un importante incremento del profesorado. Este curso habrá 22 profesores más que se incorporarán a escuelas rurales.

En Secundaria y Bachillerano no hay novedades importantes en cuanto a infraestructuras. Únicamente se comienza un módulo de de Formación Profesional en Binéfar.

Educación continuará con los ?Tutores de acogida?. Es este un plan que se puso en marcha el pasado curso y que supone que algunos centros tienen un profesor dedicado a estudiar las necesidades de los inmigrantes. Todos ellos tendrán reuniones periódicas para poner en común sus experiencias.