El PP pide al alcalde que concrete la parcela en la que se levantará la nueva sede de la Cruz Blanca

El grupo popular del Ayuntamiento de Huesca pide a Fernando Elboj que concrete el suelo prometido para que los Hermanos de la Cruz Blanca puedan construir su nuevo edificio. La nueva sede tendrá que estar adaptada a los requisitos de seguridad y accesibilidad impuestos por el Gobierno de Aragón, ya que, de no ser así, no podrían seguir con su labor social. La orden franciscana presentó una petición formal de un solar de 6.000 metros cuadrados y un estudio previo de necesidades hace más de un mes, sin embargo el alcalde continúa sin pronunciarse.

?Resulta muy preocupante la falta de compromiso que demuestra Fernando Elboj en todos los asuntos prioritarios para la ciudad?, lamenta el portavoz popular, Roberto Bermúdez de Castro. ?Estamos cansados de que los proyectos anunciados se conviertan en simples declaraciones de intenciones y arrastren grandes retrasos?, añade.

El grupo popular, que ha mantenido conversaciones con los Hermanos de la Cruz Blanca, considera urgente que el Ayuntamiento de Huesca defina los terrenos prometidos en el polígono 41, pues la construcción de un nuevo centro pondría fin a los problemas que impiden la renovación de los convenios para subvencionar 22 plazas por parte del Gobierno de Aragón. "Los Hermanos de la Cruz Blanca llevan realizado una labor social muy importante durante muchos años, imposible de atender por parte de quien es competente, por lo que no podemos retrasar por más tiempo esta necesidad", señala el portavoz popular.

Para Bermúdez de Castro, este problema no se puede ?abandonar? por más tiempo. ?A finales de mayo ?recuerda-, el Ayuntamiento de Huesca aprobó por unanimidad la cesión de los terrenos para construir un nuevo edificio en el polígono 41 y, posteriormente, el Gobierno de Aragón, a instancias del PP, se comprometió a participar en la financiación del nuevo centro, por lo que es el momento de que Fernando Elboj cumpla con su palabra y concrete el suelo?. "Todas las partes implicadas están de acuerdo ?añade-, así que no hay motivos para alargar un proyecto que es prioritario para mejorar la labor social en nuestra ciudad?.

Asimismo, el portavoz popular recuerda que la orden religiosa presta un servicio necesario que el Gobierno de Aragón tendría que asumir si los Hermanos de la Cruz Blanca no pudieran seguir realizando su labor. "Antes de que sea demasiado tarde, el Ayuntamiento de Huesca debe mover ficha y dar una respuesta sobre la superficie a los hermanos franciscanos para poder encargar un anteproyecto y, posteriormente, pedir la financiación necesaria al Gobierno de Aragón".