Vuelve la Ley de Lenguas Catalanista

Ángel Hernández Galicia

Presidente de FACAO

Desde el PSOE aragonés vuelven a anunciar que sacarán en Septiembre una Ley de Lenguas declarando al idioma catalán como lengua de Aragón, junto con la Fabla y el Castellano. Ya no hablan de cooficialidad, porque los juristas les dejaron claro que eso era inconstitucional, pero el PSOE, apoyado por la CHA, sigue con la idea de promocionar el catalán dentro de Aragón, en contra del Estatuto que obliga a proteger las lenguas y modalidades ?propias? de Aragón, chocando con que el idioma catalán no es lengua propia de Aragón. A la contra, si se aprueba dicha Ley, las lenguas que sí son propias de Aragón como el fragatino, literano, baix aragonés, chapurreau,... que pertenecen al aragonés oriental, pasarían a la categoría de ilegales y prohibidas, ya que dicha Ley pone como autoridad lingüística al Instituto d?Estudis Catalans (el equivalente para el catalán a la Real Academia Española) y dicha entidad ha borrado ya todos los dialectos del catalán y obliga a la lengua única normalizada.

FACAO, en representación de muchos aragoneses, defiende las modalidades del aragonés que se hablan en la zona oriental de Aragón, lenguas hermanas en la Historia de los idiomas catalán y valenciano, pero que nunca han estado apoyadas por las instituciones aragonesas, a pesar de ser lenguas ?propias? de Aragón, cosa que no lo es el catalán.

Lo grave es que, todos sabemos, el problema no es lingüístico ni cultural sino político, y con la fuerte promoción que Cataluña hace del catalán en las regiones vecinas como Comunidad Valenciana, Baleares y Aragón, lo que se busca es la expansión de Cataluña previamente a su independencia. Nos incluyen en ese proyecto del nacionalismo catalán de los ?paisos catalans?, que reivindica la que llaman ?franja de ponent?, junto con la comunidad valenciana y balear, para crear esa ?Gran Cataluña? de 12 millones de personas que los haría fuertes en Europa. Y para eso utilizan la similitud de las lenguas.

¿Cómo definir a un político de Aragón que apoya un proyecto de otra región no aragonesa, que claramente pretende robar un trozo de Aragón?.

El presidente del Gobierno y del PSOE aragonés, procatalanista de toda la vida, tiene comprometido con Maragall la introducción y promoción del catalán en Aragón, y pasa de los sentimientos y voluntad de los aragoneses, incluidos los de la zona oriental de Aragón, que no desean esa catalanización de Aragón. El Gobierno de Aragón encargó a la Universidad de Zaragoza un ?estudio sociolingüístico? al respecto y su dictamen fue claro, a la luz de los siguientes párrafos del mismo:

".... es un tanto absurdo pretender forzar la realidad e intentar, a toda costa, que los habitantes de la Zona Oriental denominen su forma de hablar con un término que rechazan: catalán. "

".....no se puede admitir que la Zona oriental de Aragón pertenezca exclusivamente a " l'espai lingüistic i cultural català ", aunque participa de él......"

"... Hoy por hoy no es aconsejable la introducción de la cooficialidad del catalán y el castellano, ni siquiera en la Franja aragonesa, pues ni la quieren mayoritariamente los habitantes de esa franja, ni sería aceptada sin conflicto por el resto de los aragoneses..."

".... la insistencia en ese localismo (fragatí, chapurriau,...) es una forma de subrayar la identidad propia de cada localidad y, por otra parte, de diferenciar a toda la zona oriental con el resto de Aragón y, desde luego, con Cataluña..."

Este "Estudio Sociolingüístico?.?, tras tres años de investigación sobre el terreno, consultando a los habitantes de esta Zona, dictaminó el rechazo a considerar nuestras lenguas maternas como catalán, y llegó a las conclusiones trascendentes siguientes:

son bilingües funcionales totales, usando el castellano o su modalidad según sean las circunstancias y los interlocutores.

- todos ellos desean la pervivencia de su forma de hablar

- 75 % no quieren la cooficialidad del catalán

- 74 % no desean aprender a leer-escribir el catalán

63 % opina que se parece al catalán, pero un 22 % al valenciano

Con esta Ley, el PSOE aragonés defiende los intereses catalanes, no los de Aragón, y entraremos en una esclavitud cultural y dependencia de Cataluña, incluido el desprecio y discriminación al castellano. Esta Ley solo la demandan los grupos pancatalanistas (financiados desde Cataluña) y los políticos dependientes de Partidos políticos catalanes, como el PSOE y la CHA, en suma una minoría de aragoneses, y su puesta en práctica llevará a Aragón a la ruina económica y social, perdiendo parte de su Patrimonio cultural propio.

Exigimos honestidad, que dejen de engañar a los aragoneses, que destapen su juego y nos hablen de los planes de una España federal, que nos van a sacar de Aragón y probablemente de España. Si es eso lo que desean, lo honrado y correcto es consultarlo al pueblo que representan: ¿se acepta sustituir las lenguas aragonesas por el catalán?, ¿aceptamos ser absorbidos por Cataluña?.

Mientras no nos consulten, que respeten nuestro patrimonio cultural y dejen de jugar con el fuego de los nacionalismos vecinos, que a nada bueno llevarán.