En los Cursos Pirineos se incide que “desde el punto de vista económico no hay alternativas válidas a las comarcas”

2005091414 uimp1.JPG

La consideración del territorio como un recurso económico para Aragón es uno de los ejes del curso ?Economía y Territorio?, que concluirá el viernes con una conferencia del consejero Eduardo Bandrés en los cursos Pirineos. El director del mismo, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza, José María Serrano, apuesta por la comarcalización como fórmula de organización para desarrollar estas potencialidades, porque ?desde el punto de vista económico no hay alternativas válidas a las comarcas?.

Según explica Serrano este curso se ha planteado tres objetivos: explicar los estudios teóricos que relacionan la economía con el territorio; analizar las estrategias de Aragón, con la presencia de destacados responsables políticos y empresariales; y estudiar cómo puede abordar Aragón sus peculiaridades.

El profesor resume que estos rasgos distintivos de Aragón son la extensión de la comunidad, su baja densidad de población, el alto número de pequeños municipios y la presencia de Zaragoza como ciudad ?que concentra la mitad de la población y la mayor parte de las oportunidades de desarrollo?. Por ello, el curso estudia ?cómo combinar todos estos elementos para conseguir mantener el crecimiento económico, preservando el equilibrio territorial y sin matar a la gallina de los huevos de oro que es Zaragoza?, y defiende como solución la organización comarcal.

José María Serrano señala que es imposible dar servicios públicos a los 730 municipios existentes, mientras que sí es posible a 33 comarcas, por lo que afirma que ?desde el punto de vista económico no hay alternativas válidas a las comarcas?. A pesar de las críticas que se están formulando, sobre todo por su coste, el director del curso de la UIMP recalca que hay ?consenso político en casi todos los temas? y que los reparos pueden servir para mejorar y estimular el proceso.

El curso presenta además el territorio como un recurso económico que Aragón puede utilizar, en lugar de su consideración tradicional como un lastre. Así, Serrano señala que la extensión de la alta montaña supone un coste en la organización y la prestación de servicios, pero también permite que el impacto de las estaciones de esquí se diluya.

De esta manera, una de las sesiones del curso se ha dedicado a la presentación de experiencias empresariales en el territorio, impulsados por la Comunidad Autónoma, como los casos de Aramón, la viticultura o Dinópolis, y que según recalca José María Serrano ?ya están dando resultados tangibles?, y están sirviendo para promover iniciativas privadas.

A pesar de reconocer que existen aun zonas en retroceso, Serrano afirma: ?tenemos una población cualificada, un fermento de crecimiento en Zaragoza, y aunque hay comarcas con riesgo de despoblación evidente, sería difícil darles solución sin mantener núcleos firmes?.

Según resume como valoración general el director del curso ?Economía y Territorio?, ?las cosas se están haciendo razonablemente bien?, por lo que se declara ?optimista? de que la comarcalización sirva para equilibrar el territorio aragonés?, y afirma que no se ven riesgos especiales en el futuro.

El curso ?Economía y Territorio? concluirá el viernes con la presencia del consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés, que también clausurará oficialmente la undécima edición de la sede Pirineos de la UIMP.

El curso cuenta con 37 alumnos, en su mayoría estudiantes de los últimos cursos de la Facultad de Economías o licenciados. José María Serrano ha destacado el ?interés y participación? de los asistentes.