En los cursos Pirineos se apuntan las medidas que consoliden el crecimiento de la economía aragonesa

2005091616 eduardo bandres.JPG

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés, en su intervención en el Seminario "Economía y Territorio" que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Formigal y posterior clausura de los Cursos Pirineos, ha explicado las principales líneas de actuación de la Iniciativa Estratégica para el Crecimiento de Aragón, ?un conjunto de 25 medidas que tienen como objetivo consolidar el crecimiento de la economía aragonesa?.

Subrayando que el principal reto que la política territorial debe afrontar "es el aumento del bienestar de los ciudadanos residentes en el territorio". Este objetivo pasa, a su juicio, "por el crecimiento económico en términos de aumento del PIB per cápita, acompañado de la creación de empleo, así como una distribución equilibrada de esa riqueza tanto en términos personales como intraterritoriales".

Para cumplir estos objetivos, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha la Iniciativa Estratégica para el Crecimiento de Aragón, que centra su actuación en cinco áreas prioritarias: la Mejora del Capital Humano; el Fomento de la Innovación; el Fomento de la Iniciativa Empresarial; la Modernización de la Administración Pública; y la Mejora en la Calidad del Empleo. El consejero ha explicado que "la Iniciativa trata de impulsar medidas económicas y socio-laborales que permitan el crecimiento sostenible de Aragón, con base en la innovación empresarial, la atracción de inversiones, la mejora de la cualificación de los trabajadores y la calidad del empleo, todo ello dirigido a incrementar la productividad y, consecuentemente, la competitividad de la economía aragonesa".

Respecto al primer capítulo, el consejero ha manifestado la necesidad de Aragón de contar con más capital humano "para crecer más deprisa", tanto en el sentido de mayor cantidad de población disponible para trabajar como de mayor conocimiento acumulado por la misma. También ha subrayado que "es crucial" atraer mano de obra extranjera e incrementar la participación en el mercado laboral de las personas en edad de trabajar. Para cumplir estos objetivos, el Gobierno va a actuar sobre la educación reglada, con un impulso al aprendizaje de idiomas, y la Formación Profesional, cuestiones "de interés estratégico para Aragón", en opinión del consejero. Asimismo, se van a implantar medidas que permitan la conciliación de la vida familiar y laboral, con la apertura de centros escolares en horario y calendario laboral y se va a apoyar a las empresas que contraten a trabajadores extranjeros en los países de origen.

Sobre el Fomento de la Innovación, el consejero ha recordado que el Gobierno de Aragón ha asumido el compromiso de duplicar los fondos destinados a innovación en el periodo 2003-2008. En su opinión, "resulta especialmente relevante para las pymes innovar en productos y procesos para hacer frente a la competencia global". Para ello, se promueve la creación de equipos científicos con criterios de excelencia. Asimismo, se va a poner especial énfasis en impulsar la innovación en el sector agroalimentario tanto por su potencial de transformación industrial como para tratar de responder al reto del gradual desmantelamiento de las ayudas comunitarias al sector primario.

Bandrés se ha referido a las principales actuaciones del Gobierno para fomentar la iniciativa empresarial, como la creación del Servicio de Defensa de la Competencia, la elaboración de una Ley de Industria, el impulso a los programas spin-off y el apoyo al capital riesgo, la asesoría para pymes emprendedoras y el fomento de la internacionalización de las empresas.

El cuarto pilar es la Modernización de la Administración Pública. El consejero se ha referido a la necesidad de contar con una Administración eficiente, responsable y transparente, contribuyendo así a crear un entorno estable, atractivo y acogedor para los negocios. Las medidas que contempla la Iniciativa son la implantación de un nuevo sistema de gestión económico-financiera (SerpA), la creación de un Registro permanente de licitadores y un Registro único de Contratos Públicos, así como la constitución de una Junta Consultiva de Contratación Administrativa. Adicionalmente, se contempla racionalizar el sector público empresarial mediante una gestión integrada del mismo a través de la creación de un ente de gobierno corporativo.

Por último ha hecho referencia al quinto eje de actuación, la Mejora en la calidad del empleo y la productividad. Para ello, el Gobierno va a actuar en la seguridad laboral, el empleo estable y se introducirán incentivos a la mejora del contenido de los convenios colectivos.

El consejero ha concluido su discurso afirmando que "el progreso económico de un territorio depende de su capacidad para hacer un uso inteligente y eficiente de sus recursos". "Los gobiernos regionales tienen una gran responsabilidad en este sentido- ha subrayado- y el Gobierno de Aragón, consciente de ello, está inmerso en un ejercicio continuado de reflexión y acción para dar cumplimiento de esta responsabilidad"