La Superiora General de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl visita Barbastro

2005091717 hermana.jpg

La Superiora General de la congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, Evelyne Franc, ha visitado este sábado la Ciudad del Vero. El motivo de su visita ha sido mantener un encuentro en el que han estado presentes más de cincuenta hermanas de la congregación de las provincias de Lérida y Huesca. Visita que coincide, además, con la noticia esta semana de la concesión del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2005, por la labor humanitaria y social que realizan en 94 países del mundo a favor de los más necesitados.

La Madre General manifestaba su satisfacción por este galardón que considera ?es una forma de reconocer que el mundo tiene necesidad de mucho amor y de gente que quiere entregar su vida a Dios para ayudar a los que lo necesitan. Si este premio permite llamar la atención en nuestra sociedad sobre la necesidad de solidaridad, justicia y paz, entonces es algo bello?.

Sobre la situación actual que vive nuestra sociedad y en relación a muchos de los valores que hoy en día escasean Evelyn Franc ha hecho hincapié en que, desde la creación de esta congregación en el siglo XVII por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, ?los valores de la comunidad no han cambiado, si bien es cierto que hemos ido evolucionando, adaptándonos a cada época y a cada cultura, teniendo en cuenta que la compañía está presente en más de 94 países del mundo?.

Todo un lujo para Barbastro y para la congregación de las Hijas de la Caridad en la ciudad, presentes en el Colegio San Vicente de Paúl y en la Casa Amparo, contar con la presencia de la Superiora General que el obispo de la diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha tenido la oportunidad de saludar y felicitar por este reconocimiento. Congregación por la que siente una gran admiración hacia su trabajo con los pobres y los más necesitados.