La campaña de seguridad vial “Que no se pare la fiesta” se retomará el año que viene

2005091919 trafico.jpg

La Delegación del Gobierno en Aragón y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP) han realizado balance de esta campaña que se ha organizado durante el verano durante las fiestas patronales de los diferentes pueblos. El objetivo es concienciar a los jóvenes, principalmente, de no conducir bajo los efectos del alcohol para evitar accidentes de tráfico.

Ambas instituciones consideran que la educación y concienciación de los conductores son los principales factores para reducir las muertes en carretera, por ello retomarán esta campaña el próximo verano.

A lo largo de este verano (desde el 1 de julio al 15 de septiembre) la Guardia Civil ha efectuado pruebas de alcoholemia a 23.224 conductores en las carreteras aragonesas, de los cuales 580 conducían con tasas de alcohol superior a la permitida. Estas cifras permiten constatar que se está produciendo una ligera disminución en el porcentaje de pruebas de alcoholemia positivas. Si en el 2003 este tipo de controles detectaron un 3,9% de conductores que conducían con tasas superiores a la permitida, la cifra bajó al 3,1% en 2004 y al 2,5% este año.

Diferentes estudios demuestran que el número de muertos en accidentes de circulación a causa del alcohol puede situarse entre el 30 y 50 por ciento del total. El Instituto de Toxicología, en su memoria ?Análisis toxicológico. Muertes en accidentes de tráfico? correspondiente al año 2003, también aporta datos significativos de la influencia del alcohol en la producción de accidentes. Durante 2003 este Instituto realizó un estudio toxicológico-forense de 1.621 conductores muertos en accidente, del que se derivan las siguientes conclusiones: De los 1.531 conductores de turismos y vehículos de dos ruedas fallecidos el 32,7% (501) superaban la tasa de alcoholemia permitida de 0,5 g/l. En cuanto a los conductores de camión y autobús, se analizaron 90 casos y de ellos 14 superaban la tasa de alcohol permitida de 0,3 g/l (15,5%).

La positiva evolución de la siniestralidad durante este verano ha permitido mejorar las preocupantes cifras. En lo que va de año (1 de enero- 31 de agosto) se han producido 2.137 accidentes en Aragón, con 110 víctimas mortales, cuatro menos que en el mismo periodo de tiempo del pasado año. Nuestras carreteras han registrado 458 accidentes más que el pasado año, aunque la gravedad de los siniestros ha sido menor ya que se han registrado 2.236 heridos, seis menos que el pasado año.

El número de víctimas mortales ha descendido en Zaragoza y Huesca y ha aumentado en Teruel con respecto al pasado año. En Zaragoza ha fallecido 48 personas (frente a 59 en 2004), en Huesca han muerto 37 personas (frente a las 41 de 2004) y en Teruel han fallecido 25 (frente a las 14 de 2004).

La evolución del número de accidentes en Aragón durante el verano ha resultado positiva. Durante los meses de junio, julio y agosto el número de víctimas mortales en las carreteras ha sido de 41 personas, frente a las 54 del mismo periodo del pasado año. Se han registrado 26 accidentes más que durante el pasado verano, aunque de menor gravedad.

El plan de implantación de radares fijos que impulsa la Dirección General de Trafico prevé la próxima entrada en servicio de dos nuevos cinemómetros que están ya instalados en fase de prueba. Uno de ellos estará instalado en la A-23, en el punto kilométrico 508,100, calzada sentido Huesca, en las proximidades de la salida de acceso al barrio de San Juan de Mozarrifar y Ciudad del Transporte. Antes de que concluya el año se espera poner en servicio, en Huesca, 3 radares en la N-240; en Teruel, 1 en Caminreal; y en Zaragoza, 2 en la A-2.

La intensidad del tráfico durante las principales operaciones de salida y regreso de vacaciones de este verano se ha incrementado un 10% de media con respecto al pasado año. El mayor incremento en el número de vehículos que circularon por las carreteras aragonesas se produjo durante la operación especial del 1 de julio (+13,5%). No obstante, la operación salida del 1 de agosto ha continuado siendo este verano la que registra un mayor número de desplazamientos.

Estas cifras confirman la tendencia al alza en el número de vehículos que circulan por nuestras carreteras. Durante el mes de agosto, las matriculaciones de vehículos han aumentado un 1,5% en Zaragoza, un 0,41 en Huesca y un 0,35 en Teruel. Entre enero y agosto se ha incrementado la matriculación de vehículos en España un 10%, alcanzándose la cifra de 1,6 millones de vehículos.