Cruce de acusaciones e intereses en el convenio de las harineras

2005092020 porta.JPG

El grupo de gobierno municipal se ha reunido con la oposición para seguir avanzando en el convenio urbanístico del polígono de las harineras. Se ha repasado el documento redactado por un gabinete especializado en urbanismo y que los propietarios del polígono tienen que aceptar. La oposición ha mostrado su malestar por el retraso de la firma de dicho convenio, que, recordemos, debe permitir sacar las harineras y cuatro negocios más del centro de la ciudad. Tanto CHA como PP dicen que el Alcalde no tiene interés en agilizar un acuerdo que solucione el problema de las harineras.

Al encuentro político se sucedía otra reunión en el palacio municipal entre el consistorio, el gabinete de urbanismo y los tres propietarios mayoritarios del polígono: Harinas Villamayor, Harinas Porta y el promotor José Buil, que al fin y a la postre son quienes tienen la llave del mencionado convenio.

Desde el grupo de gobierno se insiste en que el diseño urbanístico del documento permite sacar los negocios del centro de la ciudad, a cargo de las edificaciones que se realizarán.

Otro de las claves de la negociación es el 10% de la edificabilidad, 10% que el Ayuntamiento considera irrenunciable, mientras que los propietarios tienen una opinión distinta.

La oposición no está satisfecha con lo realizado hasta ahora y no ha tardado en recordarle al Alcalde que ha incumplido el compromiso público de que antes de final del verano el convenio estaría ya firmado.

Desde el Partido Popular, su portavoz, Roberto Bermúdez de Castro ha dicho que el alcalde ha vuelto a crear expectativas para luego no cumplir con los compromisos. Añade el portavoz popular que hay numerosos flecos abiertos y preguntas sin responder y no se sabe si esta situación responde a que existe una gran demora o a que se ha avanzado muy poco en el proyecto?.

También Chunta Aragonesista hace responsable del retraso en la firma del convenio al Alcalde. El Portavoz del grupo, Miguel Solana, afirma que no hay un interés político para sacar adelante el convenio, lo único que permitiría, recordemos, trasladar las harineras. Recuerda Solana que solo el Ayuntamiento es el que tiene poder para agilizar el documento, y que tendrá que decidir si beneficia a los industriales o a los promotores, ya que ambos tienen intereses contrapuestos: los industriales, especialmente las harineras, necesitan un convenio firmado con el que poder trasladar sus negocios, mientras que a los promotores les conviene que el tiempo pase. Chunta le dice al alcalde que tome una decisión, pero que la tome ya.

Por otra parte, recordemos que este miércoles los Portavoces del Ayuntamiento de Huesca se reunirán para conocer el futuro de la harinera Porta ante la posible reapertura de la fábrica.