La Diócesis de Barbastro-Monzón se muestra tranquila ante el recurso de Lérida

2005092222Alfonso Milián-Bienes.jpg

El Obispado de Lérida, tras estudiar la documentación del decreto de la Sagrada Congregación de los Obispos de Roma, ha anunciado que pretende agotar todos los recursos para que los bienes eclesiásticos se queden en la Diócesis ilerdense. La Diócesis de Barbastro-Monzón se nuestra tranquila ante el recurso de súplica, al mismo tiempo que sigue manteniendo que las piezas deben regresar en el plazo marcado independientemente de los recursos que Lérida presente.

La intención de la Diócesis de Lérida es presentar un recurso de súplica, en el que se incluye toda la documentación que acredita la titularidad de cada una de las piezas, ya sea a través de donaciones o mediante su compra y que el obispado considera no se ha tenido en cuenta, según ha manifestado el Vicario de la Diócesis de Lérida, Juan Ramón Ezquerra.

El presidente de la Diputación Provincial de Lérida, Isidro Gavín, ha explicado que el patronato del Museo Diocesano de Lérida debe mantener una reunión en breve, así como solicita que la Generalitat adopte una posición clara al respecto.

El Obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha señalado respecto a la postura que mantiene el obispado de Lérida, que ?no cree que esto pueda prosperar, y considera que ?no afectará a la ejecución que se debe cumplir en un plazo de treinta días?.

El ?mediador?, Silverio Nieto, considera que no es posible un recurso por vía civil puesto que el Concordato de España con la Santa Sede reconoce personalidad a los tribunales de la Iglesia y desarrolla un minucioso examen diciendo porque no es posible la ?prescripción? de los bienes que la Diócesis de Lérida tuvo durante muchos años. El Vicario Judicial de la Diócesis Barbastro-Monzón, José Mora, ha explicado que Lérida podría recurrir pero ?no pararía la ejecución del decreto?.

El actual Obispo de la Diócesis Calahorra, La Calzada y Logroño y anterior Obispo de Barbastro-Monzón, Juan José Omella, persona fundamental en la reclamación de los piezas de arte a Lérida, ha indicado que el decreto ?se trata de una buena noticia puesto que definitivamente se da por ?sentado? que las piezas son de Barbastro-Monzón y tienen que regresar en el plazo de treinta días lo que me alegra mucho?.

Juan José Omella ha manifestado que ?se puede marear la perdiz? pero está muy claro que ahora se ha llegado al final puesto que después de todos los recursos el juez ha determinado y se han terminado todas las vías para presentar recursos. Omella ha señalado que la resistencia de Lérida le produce un ?cierto dolor?.