El PSOE de Gurrea de Gállego justifica su ruptura con el PAR porque “proyectos importantes” estaban bloqueados

El alcalde de Gurrea de Gállego, Juan Carlos Sanmartín, ha explicado que el grupo socialista ha decidido romper la coalición de Gobierno que tenía con el Partido Aragonés para intentar sacar así proyectos importantes que se estaban quedando bloqueados en el consistorio.

Entre esos ?proyectos importantes?, que el alcalde todavía no puede concretar, Juan Carlos Sanmartín apunta hacia el desarrollo urbanístico e industrial de la localidad.

El alcalde socialista, Juan Carlos Sanmartín, ha anunciado que ?a partir de ahora comenzará a gobernar en minoría?. El PP ha señalado que esta ruptura es fruto de las ?malas relaciones?. El PAR se pregunta por el ?extraño? entendimiento entre el PSOE y el PP. Los tres partidos tienen el mismo número de concejales en el Ayuntamiento de Gurrea.

El portavoz del PP, Alfredo Marco, lamenta los 30 meses de trabajo perdido. ?El anuncio es el colofón final de algo que ya se presumía desde hacía tiempo, puesto que lo que mal empieza, mal acaba?, afirma.

Marco recuerda que el Partido Popular consiguió más votos que el PSOE y el PAR, pero, la coalición de ambos grupos, le impidió gobernar. ?En estos 30 meses, las continuas discusiones y desplantes sólo han provocado rencillas, dejando a un lado el desarrollo de Gurrea de Gállego?, apunta. El portavoz popular pide al alcalde ?responsabilidad? y que empiece a trabajar por el futuro del municipio.

Por su parte el PAR, muestra su preocupación ante la situación que se está viviendo en el Ayuntamiento de la localidad. Además los regionalistas no entienden ?las extrañas circunstancias del singular entendimiento PSOE-PP que le han desplazado finalmente al PAR del gobierno local?. Ese entendimiento para el PAR se ha concretado mediante dos acuerdos del Pleno municipal de este jueves, en los que PSOE y PP han votado conjuntamente. Por un lado, a favor de un convenio urbanístico que prevé la modificación del planeamiento vigente, la recalificación de una extensa zona (en torno a 120 hectáreas) y la construcción de una urbanización con campo de golf. El PAR planteaba que este proyecto resulta interesante pero, dado su volumen, debía ser impulsado con todas las compensaciones y garantías exigibles. Sin entablar el necesario diálogo, la respuesta del Alcalde ha sido buscar el apoyo del PP para aprobar este convenio que, además de positivas posibilidades, presenta abundante dudas.