Los derechos de los usuarios de los servicios de telefonía

2005092423 móviles.JPG

La Dirección General de Consumo recuerda a los usuarios de los servicios de telefonía los derechos que tienen. La ley nacional que actualmente se tramita reforzará las garantías de los consumidores en este tipo de contratos.

La ley de mejora de la protección de los consumidores que se tramita en el Congreso de los Diputados vendrá a reforzar los derechos que actualmente asisten a los usuarios de los servicios de telefonía. En este sentido, el director general de Consumo, Ángel Luis Monge, ha explicado que "la liberalización de las telecomunicaciones y su evolución tecnológica constituyen hechos positivos"; no obstante, ha añadido que "la proliferación de terminales de telefonía móvil y la aparición de multitud de operadores de telefonía fija, hacen que a veces por desinformación y en ocasiones por diversas disfunciones técnicas o por políticas agresivas de mercado, sean cada vez mayores el número de las consultas, quejas, denuncias o reclamaciones que presentan los consumidores".

Por ello, desde la Dirección General de Consumo se considera oportuno recordar a los usuarios algunos derechos con los que ya cuentan conforme a la normativa vigente, como el derecho a la rescisión del contrato por voluntad del abonado, la prohibición a las operadoras de facturar y cobrar desde que surge efectos la baja, la obligatoriedad de comunicar los cambios de las condiciones contractuales o la accesibilidad a los departamentos de atención al cliente.

El abonado tiene derecho en cualquier momento a dar por finalizado el contrato. El único requisito es comunicarlo previamente al operador por el medio que éste haya dispuesto en el contrato de abono, con una antelación mínima de 15 días naturales al momento en que ha de surgir efectos.

El operador no facturará ni cobrará cantidad alguna que se haya podido devengar, por causa no imputable al usuario, después del plazo de 15 días en que debe surtir efecto la baja.

El operador debe comunicar al abonado cualquier propuesta de modificación del contrato, con una antelación mínima de un mes. En dicha comunicación se informará, además, del derecho del abonado a resolver anticipadamente el contrato sin penalización alguna en caso de que no acepte las nuevas condiciones.

Los operadores tienen la obligación de ofrecer un servicio especializado de atención al cliente, en el que recibir y resolver las quejas y reclamaciones, además de cualquier incidencia contractual que planteen sus abonados, debiendo comunicar a éstos el número de referencia de dicha reclamación, queja o incidencia, de tal forma que quede constancia de la misma. El teléfono de atención al cliente no podrá tener un coste mayor al de una llamada telefónica normal, teniendo derecho en este caso a solicitar un documento que acredite la presentación y contenido de la queja o reclamación.

La Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón recuerda que tiene a disposición de todos los ciudadanos un teléfono gratuito de atención al consumidor (900 12 13 14) para resolver sus dudas sobre éstas u otras cuestiones que les afecten como consumidores.