Las exhibiciones de cetrería, primer atractivo de Cazataria

2005092424 cazataria.jpg

La 11ª Feria Monográfica de la Caza y el Perro en el Pirineo (CAZATARIA) abría sus puertas este sábado en Sabiñánigo con una gran afluencia de público. Durante todo el día, la exposición y venta de perros de caza era uno de los principales atractivos de esta cita, ya que se trata de uno de los puntos de encuentro en Aragón más importantes para los criadores de perros de caza y para aquellos cazadores interesados en la adquisición de animales. De hecho, en la Comunidad aragonesa existe un gran interés por la caza, ya que en la actualidad existen 45.000 licencias federativas.

El recinto ferial se encuentra ubicado en la sede de la comarca del Alto Gállego, situada en el polígono industrial del SEPES. La superficie expositiva que se ha abierto al público es de aproximadamente 8.000 metros cuadrados entre el espacio cubierto y las parcelas exteriores y, en total, están participando 40 expositores y marcas representadas, además de unos 30 criadores y se va a contar con la presencia de unos 200 perros durante todo el fin de semana.

Además de la exposición y venta de perros de caza, una de las actividades que registraba mayor afluencia de público era la exhibición de cetrería alto-bajo vuelo con perros de muestra sobre caza, en la zona de La Corona, próxima al campo de fútbol y las pistas de atletismo. Posteriormente tenía lugar otra exhibición de cetrería, en este caso realizando vuelos de entrenamiento sobre señuelo y al guante. La jornada también contaba con una exposición de aves rapaces. En concreto se podía ver ejemplares de Águila harrys, Halcón sacre, Azor europeo, Cola roja americano, Halcón Lanario, Halcón Peregrino y Cernícalos.

Ya por la tarde, el programa de actividades continuaba con el desarrollo del test de aptitudes naturales para el perro de montaña de los Pirineos, organizado por el Club Español del Perro de Montaña de los Pirineos y la Asociación de Empresarios Sabiñánigo Alto Gállego. Finalmente, las actividades de la tarde concluían con una exhibición de adiestramiento de perros de caza.

Por otra parte, en el espacio expositivo del recinto ferial se podían ver y adquirir todo tipo de productos y servicios relacionados, sobre todo, con el perro de caza o el cazador, en general, como piensos y complementos energéticos, collares, cadenas y correas, apport, dumys, remolques, jaulas, casas de madera, transporting, servicio veterinario, utensilios de caza, reclamos, ropa y complementos, aseguradoras, asesorías técnicas, revistas y publicaciones e instituciones del sector.

Desde que se puso en marcha esta feria hace once años, el Ayuntamiento de Sabiñánigo ha ido consolidando esta cita con el objetivo de promocionar los importantes recursos cinegéticos y el patrimonio natural de los Pirineos. Para ello cuenta con el apoyo de la Sociedad de Cazadores, la Comarca Alto Gállego, la Diputación de Huesca y el Gobierno de Aragón.