CC.OO. denuncia que la enseñanza pública se haga cargo de la mayoría del alumnado inmigrante

La Federación de Enseñanza de CC.OO. denuncia que en la enseñanza pública haya 78 alumnos extranjeros de cada 1000, frente a los 37 de cada 1000 de la enseñanza privada, según se desprende de los datos facilitados por la ministra de Educación en la presentación del curso escolar. Según este sindicato, este fuerte desequilibrio en el reparto de alumnos procedentes de la inmigración aumentará en los próximos años si no se introducen medidas correctoras, ya que en este momento es más acusado en los tramos de Educación Infantil y Primaria que en los restantes.

Para CCOO, otro dato inquietante de los que ayer dio a conocer la ministra es la considerable reducción del número de alumnado -crece en 23.272 alumnos, menos de la mitad que el curso pasado- y la pérdida de peso de la enseñanza pública (un 0,6% en Universidad y un 0,1% en la no universitaria), especialmente en Infantil, Educación Especial. Esta situación, según el sindicato, cuestiona la capacidad de las administraciones educativas para programar la enseñanza y dar el lógico protagonismo a los centros públicos.

Con respecto al principal indicador de los recursos educativos, el porcentaje del PIB destinado a gasto público educativo supone, por el notable incremento del PIB, una reducción del mismo. Así el 4,3% de 2005 fue similar que el de 2004. CCOO denuncia que, un año más, hemos vuelto a alejarnos de las cifras de la UE y de la OCDE.

Por último CCOO dice no comulgar con las propuestas del MEC. Aseguran que se limitan a un incremento importante de su presupuesto, con especial subida de las becas, una medida que CC.OO aplaude. Pero, teniendo en cuenta que en 2006 se va a poner en marcha la LOE, estos presupuestos, dice el sindicato, debieran contener un acuerdo de financiación de todas las administraciones y no sólo del MEC (que sólo supone el 5% del total del gasto público educativo), así como propuestas para corregir las principales deficiencias en la escolarización que CCOO denuncia.

Comentarios