Cuarenta empresas aragonesas consiguen los objetivos en prevención de riesgos laborales

2005092929 trabajo.jpg

Empresarios de la provincia de Huesca y delegados de los Comités de Prevención de las empresas han conocido en Sabiñánigo el libro de los objetivos conseguidos en prevención de riesgos laborales , realizado por la Dirección General de Trabajo e Inmigración y el Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral, en el que se han involucrado cuarenta empresas aragonesas. Estando las serrablesas de ALCOA, Aragonesas, DEQUISA y Bieffe Medital.

El director general de Trabajo del Gobierno de Aragón, Ángel Moreno, ha indicado que ? es un programa que fue diseñado para mejorar, de forma continuada, las condiciones de trabajo y disminuir los accidentes laborales y las enfermedades profesionales?. Precisando a esta redacción que ? sin destacar a ninguna de las empresas participantes y que sirven de ejemplo para otras en seguir los métodos que han llevado a cabo, esta el ejemplo en esta zona de ALCOA con dos millones de horas sin accidentes de trabajo con baja?.

Con respecto a las empresas de la construcción ? es más complejo por las subcontratas, por lo que las que han participado en este programa son las que contaban con plantillas propias?.

A lo largo de la mañana los participantes, empresarios y trabajadores, han descrito los objetivos conseguidos en prevención de riesgos laborales y como se han logrado. Destacando que el utópico ?objetivo cero accidentes de trabajo? se revela ahora como algo alcanzable y real. ?Conseguido incluso a lo largo de más de diez años o de un millón de horas de trabajo en muchas de las factorías? ha manifestado el responsable del Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral, Carlos Heras, quién ha indicado, que ?este informe representa un paso adelante ya que refleja lo que se ha conseguido en prevención de riesgo laboral ?.

El programa Objetivo cero accidentes de trabajo es fundamentalmente un compromiso entre la empresa y los trabajadores. No es un mero objetivo numérico sino una herramienta de trabajo que, ocupando un tiempo mínimo, consigue reducciones de accidentes de trabajo y, sobre todo, detectar y corregir situaciones de riesgo. En una palabra, una empresa más segura. Todo ello se logra a través de procedimientos de extraordinaria sencillez, perfectamente aplicables en cualquier empresa. En primer lugar, una sencilla y elemental revisión de las condiciones de trabajo antes de comenzar las tareas. En segundo término, una anotación diaria de las incidencias al término de la jornada de trabajo. En tercer lugar, una reunión mensual en la empresa entre el responsable del tema preventivo o el propio empresario y los representantes de los trabajadores para evaluar resultados y proponer sugerencias. Todo ello está demostrado que consigue detectar y corregir las situaciones de riesgo

El programa ha sido de incorporación voluntaria y coste cero, con grandes beneficios asociados. Solamente se requiere, para formar parte del grupo de empresas adheridas, el compromiso firmado entre la empresa y los representantes de los trabajadores, que puede remitirse a la Dirección General de Trabajo o al Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral. En el momento de la adhesión, el citado Instituto, a través de sus Gabinetes de Seguridad e Higiene, facilitará la metodología y los soportes necesarios si la empresa no contara con métodos propios. La empresa que lo desee podrá incluirse en seminarios específicos diseñados para explicar en profundidad las metodologías y objetivos del programa. Cada empresa se marcará, en función de algunas de sus características, un porcentaje anual de reducción de accidentes.

A la empresa se le entregaba un modelo de encuesta para el chequeo diario de las condiciones de trabajo. Calendarios para las marcas diarias. Estadillo de detección y mejora de situaciones de riesgo, el procedimiento básico de investigación de accidentes.