En Huesca se realizaron 26 interrupciones voluntarias de embarazo a menores de 20 años en 2004

Este dato ha sido dado en la presentación del Programa de Anticoncepción de Emergencia que ha puesto en marcha el Departamento de Salud del Gobierno de Aragón y que está enmarcado en las actuaciones que se llevan a cabo con la salud sexual para prevenir enfermedades y evitar embarazos no deseados. Las píldoras serán gratuitas y se podrán encontrar en los centros de salud, servicios de Urgencias y centro de orientación familiar.

Con la puesta en marcha de esta iniciativa se quieren reducir las interrupciones del embarazo, potenciar el contacto de los jóvenes con el Sistema de Salud, fundamentalmente con los profesionales de Atención Primaria, efectuar un control sanitario del consumo de la píldora postcoital, evitar desigualdades en el acceso en función del poder adquisitivo y fomentar la utilización del preservativo. El desarrollo del Programa de Anticoncepción de Emergencia lleva consigo la aprobación de la orden que regula la prescripción y administración gratuita de la píldora, que se publicará a finales de octubre en el BOA, la distribución a los profesionales sanitarios de una guía de prescripción y la información y asesoramiento sobre métodos anticonceptivos.

En Aragón, durante el año 2004 se realizaron 266 interrupciones voluntarias del embarazo a mujeres menores de 20 años, lo que constituye el 10,94% de las interrupciones voluntarias realizadas en nuestra Comunidad Autónoma. Por provincias, 29 de las mujeres residían en Huesca, nueve en Teruel y 228 en Zaragoza.

En cuanto a la edad de inicio de las relaciones sexuales en Aragón, algo más del 20% de las mujeres las tienen entre los 16 y 17 años y a esa misma edad más del 25% de los varones. Más del 30% de las mujeres afirman tener la primera relación entre los 18 y 19 años y cerca del 40% a partir de 20 años, mientras entre los varones el porcentaje se sitúa por debajo del 30%.

Todavía hoy hay un 42% de los jóvenes que no utilizan preservativos en su primera relación sexual, un porcentaje que aumenta hasta el 48% en su última relación

La píldora postcoital se administrará en un kit en el que se incluirá también un folleto informativo y un preservativo. Asimismo, se creará un registro de uso por centros de salud, edad y número de ocasiones en que la mujer recurre a este método de anticoncepción de emergencia. Tras su administración se recomendará una visita de seguimiento a las tres semanas con su médico habitual.

Se trata de un medicamento cuyo principio activo es el levonorgestrel, actúa a través de varios mecanismos, pero no es abortivo, ya que no afecta al embrión una vez iniciado el proceso de implantación. Previene el 85% de los embarazos no deseados, aunque su eficacia disminuye cuanto más tiempo transcurre desde el coito hasta la administración de la píldora, por lo que se debe tomar preferiblemente en las primeras 12 horas y nunca más tarde de las 72 horas tras el coito. Se considera un medicamento seguro y sus efectos adversos son leves y autolimitados. Está indicado en las relaciones sexuales sin protección, cuando falla el método anticonceptivo utilizado, ya sea el preservativo o el olvido de píldoras anticonceptivas, y en caso de violación, pero no se debe utilizar nunca como método anticonceptivo habitual, ni tampoco protege de las enfermedades de transmisión sexual.

El Programa de Anticoncepción de Emergencia abre nuevas posibilidades de educación sexual y se suma a las acciones que desarrolla el Departamento de Salud y Consumo encaminadas a la prevención y promoción de la salud en los jóvenes. En este sentido, destaca el Programa 3x1, a través de un convenio con los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón que conlleva la disponibilidad en las farmacias de una caja con tres preservativos especialmente pensada para jóvenes, tanto por su tamaño reducido como por su precio, un euro.

Por otra parte, se lleva a cabo el Programa de Educación Sexual en la Escuela, en colaboración con el Departamento de Educación, Cultura y Deporte, que realiza educación sexual en los centros educativos de Aragón de forma integrada en el programa escolar. Asimismo, desde hace varios años tiene una alta participación de jóvenes el Programa de Cine y Salud, junto con la Dirección General de Política Educativa del Gobierno de Aragón, pretende acercar a los jóvenes la educación para la salud a través del cine, siendo uno de sus ámbitos temáticos la educación sexual. En la actualidad, participan en este programa el 70% de los centros de educación secundaria

Comentarios