Más de 200.000 aragoneses se benefician de la depuración de aguas

2005100303 depu.jpg

Casi doscientos ayuntamientos de todo Aragón han firmado esta mañana un convenio con el Gobierno de Aragón para mejorar el servicio de depuración de aguas residuales y establecer nuevas depuradoras en los municipios firmantes. En total se construirán 132 depuradoras y más de 500 kilómetros de colectores.

La firma de este convenio, con 171 municipios, supone que en Aragón se va a alcanzar la depuración del 90 por ciento de las aguas residuales. Esta mejora supondrá la construcción de 132 depuradoras y más de 500 kilómetros de colectores, con lo que se completará ?una de las inversiones más importantes en esta legislatura por su volumen y por su inversión?, como ha asegurado el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias.

El Gobierno de Aragón se decidía llevar a cabo este plan innovador a través del canon de saneamiento, un Plan Especial de Depuración de aguas residuales, que se ponía en marcha porque ?ningún ayuntamiento puede afrontar una inversión superior a los mil millones de euros, un plan difícil que no es posible sin la colaboración de varios departamentos?, ha comentado el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné.

?ES un compromiso con la calidad de nuestras aguas, con nuestros ríos y con el Medio Ambiente?, ha afirmado el presidente aragonés, Marcelino Iglesias. Ya se han invertido casi 500 millones de euros en obras que salían publicadas en el Boletín Oficial de Aragón en el pasado mes de junio y con el horizonte del año 2015.

En este momento funcionan 35 depuradoras de aguas residuales, nueve en la provincia de Huesca, once en la provincia de Teruel y 15 en la de Zaragoza. El Instituto Aragonés del Agua es la entidad que se hace cargo de la dirección técnica, mientras que la ejecución se realiza a través de la empresa pública SODEMASA.

En su discurso, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha hecho referencia a otros temas hidráulicos, como la referencia que se hace en los estatutos de autonomía que se han aprobado recientemente. ?Todo el mundo quiere agua, cuando hemos reaccionado algunos se han rasgado las vestiduras. El agua es intercomunitaria, sin derechos exclusivos. Aragón no puede estar de brazos cruzados?, ha asegurado Iglesias, quien ha añadido que ?hay que aglutinar también nuestras responsabilidades, nuestros principios de política hidráulica. No se trata sólo de incrementar recursos sino de devolver al río esa agua de la forma más parecida a como la cogemos?.

Comentarios