Cartas al Director: Sonrisas y Carcajadas

Javier Gironella Falces

Periodista

Esta mañana el Alcalde de la Ciudad y la Consejera de Cultura del Gobierno de Aragón, presentaban al alimón el proyecto del Palacio de Congresos de Huesca o Multiusos, que cada uno le aplica el nombre que considera oportuno, en un acto que congrego a la flor y nata de la cultura, el mundo empresarial, los artistas y algunos sindicalistas, es decir la crem de la crem.

Un acto distendido, con bocata de jamón incluido, que sirvió para poner de relieve la alegría de nuestras autoridades municipales, o mejor dicho del equipo de gobierno porque de la oposición no vi a nadie, por la puesta de largo del proyecto ya en obras y por los seis millones que la señora Consejera había aportado de los fondos públicos del Gobierno.

Alegría y sonrisas, muchas sonrisas, como reconocieron el propio Elbog y Eva Almunia y es que no era para menos y viendo aquellas sonrisas, me acorde de las palabras que había pronunciado unos días antes en el mismo lugar, el Centro Cultural Matadero, Ángel Álvarez, el factótum del ?Bureau Center? de San Sebastián, que pese al nombre no es más que un Palacio de Congresos en Donosti, que también tiene bemoles que en Euskadi se siga hablando de esto del Bureau. Pues bien, según el conferenciante que se trajo FUNDESA, para que nos explicase lo más importante de cara al futuro Multiusos de Huesca, es que la ciudad tenga aeropuerto.

Y claro lo de las sonrisas a mi se me antojo carcajadas, si mi amigo Fito llega a estar presente, porque después de que estuviese a punto de ser ejecutado al amanecer cual reo de alta fantasía por aquello de querer viajar a Madrid en un ?Focker? en lugar del Ave de baja velocidad, resulta que llega el guuru de los Palacios de Congresos y por toda genialidad dice que lo que Huesca necesita es un aeroportua.

Toma coña y aun sé ríe el Alcalde. Que no es para sonrisas, que esto es de carcajada, pero de las grandes y sino que se lo pregunten a los que saben. Porque no vayan ustedes a engañarse o a ser engañados, lo del aeropuerto de Montflorite como lo del Multiusos, no es difícil construirlos, lo difícil es llenarlos de contenido útil, de darles rentabilidad y que sirvan para algo más que para Periferias o la Feria del Teatro, por cierto que a seis euros la entrada, no es precisamente popularizar la cultura.

No vayamos a tener la segunda edición del Pabellón de Deportes, no lo digo por aquello que sé cayo, sino porque después de gastarnos la pasta, dejamos morir al Peñas y de ser cabeza de ratón nos hemos quedado en cola de león

Comentarios