Numerosas restauraciones de bienes de la Diócesis de Huesca

2005101010 catedral.JPG

La diócesis lleva adelante un programa de mantenimiento y recuperación del patrimonio artístico, que ha conllevado la restauración de varias obras en los últimos tiempos. Es, en opinión de sus responsables, un legado de fe y cultura de nuestros antepasados que se aprecia con mayor sensibilidad e interés, y que se desea conservar y transmitir.

Recientemente se han restaurado dos obras pictóricas. Se trata de la sarga del siglo XV de Nuestra Señora del Pópulo de la Catedral de Huesca, ubicada en la calle central del retablo de la capilla de la misma advocación, y también un lienzo del siglo XVII del convento de carmelitas descalzas de Santa Teresa. Ambas restauraciones se han realizado gracias al mecenazgo de la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior del Ministerio de Cultura, como contraprestación a la cesión de obras, con que la Diócesis de Huesca colabora en exposiciones temporales.

Otras piezas de orfebrería del Museo Diocesano, así como el sarcófago de Castellazo, han sido restauradas en la Escuela Superior de Restauración de Huesca, dentro del programa de colaboración de prácticas docentes.

No hay que olvidar la actual restauración de la portada de la catedral, en la que intervienen el Ministerio de Cultura, la DGA y Caja Madrid, o la Colegiata de Alquézar y Berbegal, a cargo de la Consejería de Cultura del Gobierno de Aragón, así como el retablo de Santiago de la Colegiata de Bolea.

Y gracias al mecenazgo del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón se están ejecutando, en estos momentos, o están en proceso de inicio, restauraciones en las iglesias de Alcubierre, Adahuesca, Berbegal, Poleñino, Riglos, Sieso, Torre de Azlor, y las ermitas de Nueno y Piracés. A cargo del ayuntamiento de Huerto y la comarca de Monegros se está recuperando la ermita de San Sebastián de Usón. Recientemente se inauguraba la nueva ermita de Santa Águeda en San Lorenzo del Flumen. En Biscarrués, se han restaurado las pinturas murales del interior de la torre de la iglesia, su Monumento de Semana Santa, el retablo de San Jorge de la iglesia de Erés y la refundición de dos campanas en la misma iglesia. Todo ello gracias al mecenazgo del ayuntamiento de Biscarrués. Y, próximamente, darán comienzo las obras de restauración de la fachada de la iglesia de Santo Domingo en Huesca, mediante una actuación del ayuntamiento oscense.

Bastantes iglesias y ermitas de la diócesis están esperando una urgente restauración. Desde la diócesis se asegura que es una tare de tal envergadura que las comunidades parroquiales o la misma diócesis no pueden abordar, a no ser con la intervención de las Instituciones públicas, que realizan un importantísimo trabajo en la recuperación del patrimonio cultural.

Comentarios