Por fin lluvia en Huesca y provincia

2005101212 paraguas.jpg

Este jueves el pronostico anuncia que aumentará la inestabilidad. Cielo nuboso o muy nuboso y lluvias más intensas que en jornadas anteriores. Durante la tarde del Pilar llegaban las primeras precipitaciones a la provincia. Lo más destacable de la previsión este día será el descenso de las temperaturas. Bajarán de manera generalizada tanto los valores máximos como los mínimos. La sequía esta provocando innumerables pérdidas en muchos sectores económicos. La agricultura esta siendo uno de los más afectados

La sequía ha provocado en este año 2005 decenas de expedientes de regulación de empleo en el campo altoaragonés. Las cooperativas, las comunidades de regantes y las empresas transformadoras son las que han sufrido en mayor medida el descenso en la actividad agraria. Un ejemplo es la Comunidad de Regantes de Almudévar, cuyo presidente es Joaquín Labarta. Ha tenido que realizar expediente de regulación ya que prácticamente no se ha sembrado nada de maíz.

PRONOSTICO

El viernes no se esperan demasiados cambios. Las nubes y la lluvia, va a seguir estando muy presente. Unas precipitaciones que serán más dispersas e intermitentes que el jueves. Las temperaturas no cambiarán respecto a los valores del jueves. Seguirán siendo muy frescas.

Los embalses de Huesca se encuentran ya vacíos; las reservas que quedan en las distintas regulaciones hídricas no pueden utilizarse para usos agrarios, sí para el abastecimiento de localidades (tal y como apuntaba días atrás el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Luis Alonso). Se cierra la campaña de riego y comienza desde cero la temporada de otoño-invierno.

Vadiello está al 4,6 por ciento de su capacidad total de almacenamiento; El Grado, al 39 por ciento; Mediano, al 5,5; La Sotonera, al 11 por ciento; y Barasona, al 12,7. Están en situación de embalse muerto.

El colectivo regante espera que las precipitaciones supongan un incremento de las reservas, ya que para que no haya problemas de suministro a comienzos de la campaña de riego de 2006 tiene que llover antes del 15 de diciembre.

A partir de esa fecha lo que cae en el Pirineo es nieve, convirtiéndose en agua en mayo o en junio. Recordamos que la media del mes de octubre en los últimos 5 años asciende a 60 litros por metro cuadrado. En círculos agrarios y en la propia CHE se afirma que este año, para ir bien, tendría que llover muy por encima de la media de años precedentes.

Comentarios