La Policía judicial determinará las causas de la muerte de los dos cazadores de Linás

2005101212 cazadores muertos.JPG

La Policía Judicial de la Guardia Civil y la Autoridad Judicial investigan ya las causas y las circunstancias que rodean al suceso en el que morían en la madrugada del miércoles dos cazadores. Eran dos jóvenes de 25 y de 23 años de edad, naturales de Huesca y de Linás de Marcuello, que perdían la vida mientras practicaban caza furtiva en las inmediaciones de esta última localidad.

Según datos de la Subdelegación del Gobierno en Huesca, el suceso se conocía gracias a una llamada a la Comandancia de la Guardia Civil de un comunicante que se identificaba como Jorge T. G., de 25 años de edad. Se identificaba como el autor de la muerte accidental de su compañero de caza a causa de un disparo fortuito. Repetía la misma llamada a su familia a quienes comunicaba el suceso y anunciaba que al no soportar la presión, pretendía quitarse la vida.

Inmediatamente se trasladaban al lugar de los hechos efectivos del SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil, una patrulla de la Primera Compañía de Huesca y el comandante del Puesto de Ayerbe, quienes localizaban ya los cuerpos sin vida de los dos hombres, con indicios de haber fallecido por impacto de proyectiles disparados por armas de fuego.

El presidente de la Comarca de la Hoya de Huesca y alcalde de Ayerbe, José Antonio Sarasa, también se desplazaba a la zona y era quien apuntaba las primeras estimaciones de lo ocurrido. Siguen abiertas las diligencias para esclarecer lo ocurrido.

El otro de los fallecidos en el trágico suceso era identificado como Jaime Agustín P. E., de 23 años de edad.

Se trata de dos vecinos de Huesca, uno de ellos, el primero, natural de Linás de Marcuello. Los dos cuerpos sin vida eran trasladados hasta el depósito de cadáveres ubicado en el Hospital Provincial de Huesca.

Jornada de consternación por lo ocurrido. Se han vivido momentos muy duros una vez ocurrido el accidente.

Comentarios