Monzón orgullosa de recibir los bienes emigrados

El alcalde de Monzón, Fernando Heras, en rueda de prensa ha manifestado su satisfacción y el orgullo que siente al ver culminados diez años de esfuerzos desde que en el año 95 colectivos ciudadanos comenzarán a pedir que los bienes vinieran a Monzón. Labor que recibió el primer respaldo en una entrevista del anterior alcalde, Nicolás Fortuño con el obispo, por aquel entonces, Ambrosio Echevarria y que fue corroborado por carta a la actal corporación el año pasado. Para Fernando Heras, la decisión que se expongan en Monzón no más venir de Lérida es un motivo de satisfacción y de felicitación para la ciudad y deja claro que la sede será Monzón- Barbastro con exposiciones itinerantes.

Para el Párroco de Santa María del Romeral, José Huerva, los bienes vuelven a casa y considera que había tres razones de peso para que el destino inicial de las piezas provenientes de Lérida se quedaran en Monzón: una histórica ya que la parroquia de Monzón durante su pertenencia a Lérida llevó el peso de las parroquias de la zona, otra jurídica ya que Monzón y Barbastro tienen el mismo rango en la Diócesis actual y otra social ya que Monzón abarca 3/4 partes del territorio actual de donde salieron las piezas depositadas en Lérida.

El Párroco, una vez conocida la noticia, ha dado instrucciones al arquitecto para actuar en los aspectos que no gustaron a la comisión de técnicos de DGA y de la Diócesis cuándo esta semana visitaron la Casa Parroquial, es decir, hay que cambiar el pavimento y solucionar el tema de unas humedades en la terraza. Al margen de las medidas de seguridad necesarias.

A nivel municipal, la noticia también ha causado satisfacción, máxime cuándo hace unas fechas se había hecho el ofrecimiento de este local al Obispo, Alfonso Milián, por parte del alcalde de la ciudad, Fernando Heras, y su teniente alcalde, Manuel Campo, quien ha agradecido al titular diocesano esta decisión de exponer los bienes en la ciudad mediocinqueña.

Para Manuel Campo, como concejal de Turismo, esta es una oportunidad única para aprovechar el tirón del Monzón cultural y turístico, ya que será un reclamo constante.

El lugar donde se van a exponer son los bajos de la Casa Parroquial, que ya fueron en su día construidos con el fin de servir para acoger la exposición de éstos bienes, ya que se viene defendiendo que Monzón sea sede departe de los bienes. Ahora falta lo fundamental que regresen en la fecha prevista.

Comentarios