Nueva cumbre Hispano-Francesa en Barcelona

2005101616 pedralves.jpg

Este lunes se celebra una nueva reunión hispanofrancesa de alto nivel para asuntos tansfronterizos entre los gobiernos de España y Francia. En Barcelona, en el Palacio de Pedralbes se reunirá por primera vez al conjunto de los Presidentes de las Comunidades Autónomas y Regiones implicadas en la cooperación transfronteriza hispanofrancesa según se ha explicado en el seno de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Marcelino Iglesias, presidente del Gobierno de Aragón ha confirmado su presencia a la cumbre

Los Presidentes de las Comunidades autónomas y Regiones de la Comunidad de trabajo de los Pirineos van a solicitar en Barcelona a los Gobiernos español y francés que, en el orden del día de la reunión, incluyan en particular los temas relativos a las infraestructuras, al desarrollo económico y a la promoción del nuevo modelo de cooperación transfronteriza de proximidad

En su última reunión de Barcelona la CTP realizaba una amplia declaración de intenciones con la finalidad de reforzar las comunicación entre los dos países, y en especial, por el Pirineo con el ferrocarril de Canfranc y la travesía Central. Las últimas noticias relacionadas con la Travesía Central no han sido favorables a Aragón ya que Francia sigue apostando por otras vías de comunicación. El Gobierno de Aragón volverá a insistir en la necesidad de mejorar los pasos por la provincia de Huesca

Durante el XXIII Consejo Plenario de la CTP celebrado hace unos días, en el que Maragall entregó la presidencia de este organismo al lehendakari, Juan José Ibarretxe, el presidente catalán destacó los principales proyectos de conexión viaria y eléctrica que, en su opinión, deberían centrar los objetivos de la CTP en los próximos años.

Entre los proyectos "pendientes" de la zona, Maragall destacó la revitalización del eje viario Puigcerdà-Puymorens-Toulouse por la E-9, que hasta hoy alcanza el Túnel de Puymorens "pero llegar a Toulouse está resultando tremendamente difícil" y de la línea ferroviaria París-Barcelona a través de Toulouse, de la que criticó que se haya "abandonado".

Maragall reclamó además al Estado que priorice la construcción del eje pirenaico de Aragón a la Cerdanya y ofreció además "un esfuerzo potente" desde la Generalitat "para hacer del eje pirenaico una realidad".

El presidente catalán remarcó además su apoyo al "túnel ferroviario de baja cota" en el Pirineo aragonés y aseguró ser "un partidario absoluto de esta idea defendida permanentemente por el presidente de Aragón", Marcelino Iglesias, presente en el acto.

Maragall subrayó la necesidad de esta conexión como "salvadora de la posibilidad de un Pirineo que no sea exclusivamente un terreno de paso para camiones", que evitaría "la invasión, polución y congestión" que se produce "en territorios tan poco densificados" como las montañas pirenaicas.

Destacó además la construcción del aeropuerto de la Seu, "al que le quedan sólo cien metros", y la "conexión Andorra-Toulouse" como otras de las prioridades de la CTP. "La prueba del nueve de que la Eurorregión y la CTP sirven de algo" consistirá en que sean "capaces de construir todas estas conexiones", afirmó.

Comentarios