El Plan Directorio de la Colegiata de Alquézar podría finalizar antes de 2007

2005101717 Alquezar-Colegiata.jpg

Las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en la Colegiata Santa María la Mayor de Álquezar, declarada Monumento Nacional Histórico Artístico, se encuentran bastante avanzadas, según apunta el alcalde de la villa, Mariano Altemir. Un laborioso trabajo de restauración centrado en estos momentos en la rehabilitación del retablo del altar mayor, en el que se encuentran trabajando alumnos de la Escuela Superior de Conservación de Restauración de Bienes Culturales de Aragón.

Una nueva fase para la que se cuenta con un presupuesto de 637.000 euros, financiado por la consejería de Cultura del Gobierno de Aragón. Se trata de una de las fases más importantes y laboriosas por la dificultad del acceso a los lugares en los que se están acometiendo los trabajos. En la actualidad, explica Altemir, las obras van a buen ritmo, a punto de finalizar la limpieza de la bóveda central y las capillas laterales.

Las obras, de las que se encarga la UTE formada por las empresas Codesal y Rafael Vega, continuarán con la rehabilitación del retablo del altar mayor y el resto del mobiliario del interior del edificio, para finalizar con la restauración del exterior de las murallas que rodean la Colegiata, las torres homenaje y la ermita de la Magdalena, ubicada en la parte alta del congosto.

Dentro del Plan Directorio ya se han rehabilitado las cubiertas, las torres, el claustro, las pinturas murales del mismo, y se ha llevado a cabo la restauración de los retablos románicos de Santa Ana y Santa Engracia. Este Plan Directorio data de 1990 y divide la restauración de la Colegiata en diversas fases que, según apunta Altemir, podrían estar finalizadas antes de 2007. Un edificio emblemático del que se quiere recuperar el esplendor que tenía siglos atrás.

Elemento arquitectónico, que data del último tercio del siglo XI, y uno de los más visitados en Aragón después de la Basílica del Pilar, Torreciudad, San Juan de la Peña y el castillo de Loarre. En estos momentos son más de 50.000 las personas que se acercan hasta Alquézar a lo largo del año, afluencia que cada año va en aumento.

Comentarios