Inician los trabajos para preparar el local donde se expondrán los bienes emigrados en Monzón

El delegado de Patrimonio de la Diócesis Barbastro- Monzón, el párroco de Santa Maria del Romeral, José Huerva , el arquitecto y el constructor han mantenido un encuentro en la Casa de Servicios Diocesanos ( Casa Parroquial) en cuyos bajos van a ir los bienes emigrados depositados en Lérida.

Los trabajos consisten en reparar unos humedales procedentes de la terraza, cambiar el pavimento o recubrirlo ya que brilla en exceso y hace de espejo, la climatización y las medidas de seguridad, como ya explicó José Huerva.

Los trabajos comenzarán de inmediato y se calcula que en unas semanas estarán terminados.

En principio de las 113 piezas que se han podido identificar 78 serán expuestas en el recinto de 400 metros cuadrados, ya que el resto son candelabros y piezas menores. De estas piezas resaltar un retablo de San Antón, que procedía de Santa María del Romeral de Monzón y que ha costado que fuera identificado.

Se calcula que en torno a tres años permanecerán expuestos los bienes en Monzón, hasta que se concluyan las obras del Museo Diocesano.

En principio se aplicarán criterios museísticos en la muestra de las piezas y se trabajará en unos paneles explicativos que darán información por ambas lados.

En cuánto a los bienes, recordar que la Generalitat de Cataluña ha abierto un plazo de tres meses para estudiar la descatalogación de los mismos, paso previo para su devolución a Monzón. El 20 de septiembre se publicó la orden de la Santa Congregación de los Obispos a la Diócesis de Lérida para la devolución dándoles un plazo de 30 días, por lo que esta semana tendrían que haber estado en Aragón.

Comentarios