Se cumple el plazo para la devolución de los Bienes de la Franja

2002121010 palacio episcopal.jpg

Los treinta días de plazo que había fijado la Santa Congregación de los Obispos de Roma para que la Diócesis de Lérida hiciera efectiva la devolución de las ciento trece piezas se han cumplido y de momento los Bienes no han regresado. Un representante de la Nunciatura Apostólica ha manifestado a Radio Huesca Digital que desconocen como se encuentra el asunto remitiendo a esta redacción a los Obispados de Barbastro-Monzón y Lérida para conocer más detalles. La Diócesis de Barbastro-Monzón se muestra prudente puesto que el objetivo final es el retorno de los Bienes de la Franja.

La Diócesis de Lérida comenzaba los trámites para cumplir la orden, mientras que la Diócesis de Barbastro-Monzón decidía que la casa parroquial de Monzón acogerá provisionalmente las piezas de arte. El Obispo de Lérida solicitaba al Departamento de Cultura de la Generalitat la preceptiva autorización que establece el art. 45.1 de la Ley de Patrimonio Cultural Catalán con la finalidad de dar cumplimiento a lo que dispone el Decreto, al mismo tiempo que el Obispado ilerdense presentaba un recurso de súplica ante la Signatura Apostólica para que reconsidere el decreto dictado por la Congregación de los Obispos. Esta solicitud del Obispo de Lérida no debe paralizar el proceso de devolución de las piezas de arte.

La Diócesis Barbastro-Monzón mantiene desde el primer día que la Santa Congregación de los Obispos de Roma, en los distintos recursos presentados Lérida, siempre les ha dado la razón y la última orden es tajante y rotunda. Desde Barbastro-Monzón se asegura que no existe recurso posible y que las piezas de arte deben regresar. Los representantes del Obispado y de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón decidían habilitar los locales existentes en la planta baja de la casa parroquial de Monzón para exponer de forma temporal las piezas de arte que Lérida debe devolver, mientras se terminan las obras de ampliación y reforma del Palacio Episcopal de Barbastro.

Comentarios