La gripe aviar no se combate con la vacunación antigripal común

Las noticias relacionadas con la hipótesis de una posible pandemia ocasionada por una mutación del virus de la gripe aviar ha producido en nuestro país una elevada demanda de vacuna antigripal. Ante esta inquietud generalizada, la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón quiere puntualizar que, de acuerdo con los datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) debe evitarse la confusión entre una enfermedad que afecta a determinadas aves y la posibilidad de una enfermedad en humanos a partir de aquellas que incluso podría no llegar a producirse en muchos años o no producirse nunca.

Dada esta situación, Salud Pública hace un llamamiento a la tranquilidad y recuerda que, al igual que en años anteriores, la campaña antigripal en curso está solamente dirigida a aquellos grupos de población considerados como de riesgo y en los que la vacuna puede evitar posibles complicaciones de salud. La gripe es una infección vírica autolimitada que, cuando afecta a personas sanas, evoluciona de modo favorable resolviéndose por sí misma en pocos días.

En la Comunidad Autónoma de Aragón se ha previsto este año la administración, a través de la red de centros de salud de Atención Primaria, de 235.500 dosis de vacuna, cifra ajustada a las necesidades de la población de riesgo, y que garantiza una cobertura adecuada de la misma.

La producción de vacunas antigripales está limitada en número a esos grupos de población definidos, que representan alrededor del 20% de la población en España. El consumo de vacunas por personas que no se hallan incluidas en la recomendación podría llegar a ocasionar problemas de cobertura asistencial para quienes realmente lo necesitan.

Es muy importante saber que las vacunas frente a la gripe humana, como la que se está administrando este año, sólo son efectivas ante los subtipos de virus gripal que afectan a los humanos; por lo tanto, no son efectivas frente a otros virus gripales que afectan a otras especies, como en el caso de los virus gripales aviares o ante las posibles mutaciones de dichos virus. No existe actualmente ninguna vacuna que sirva para prevenir un hipotético contagio de la gripe aviar en humanos.

La gripe aviar que actualmente afecta a determinados países es una enfermedad limitada a las aves que, en contados casos (117 en cuatro países del Sudeste Asiático desde 2003), han afectado a humanos, siempre en condiciones precarias de habitabilidad y contacto estrecho con aves domésticas infectadas. No ha habido ningún caso de transmisión entre humanos, y las vacunas existentes para la gripe aviar son de aplicación en aves, no en humanos.

Los servicios de Salud Pública y los dispositivos asistenciales en la Comunidad Autónoma de Aragón están preparados ante la previsible aparición, como todos los años, de la gripe estacional ligada a los meses fríos, único escenario probable en estos momentos.

La vacunación está especialmente recomendada para los mayores de 65 años, pero también a las menores de esta edad cuando se trate de niños mayores de 6 meses y adultos con enfermedades crónicas, pulmonares o cardiovasculares. La vacuna está asimismo indicada para las personas que conviven en residencias, instituciones o centros asistenciales de enfermos crónicos de cualquier edad, para los niños y adolescentes con tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, para las mujeres embarazadas a partir del segundo trimestre de gestación, así como para aquellas otras personas que pueden transmitir la gripe a esos grupos de riesgo (personal sanitario y parasanitario, profesionales de residencias geriátricas y otros centros de carácter asistencial y los trabajadores de servicios esenciales para la comunidad) así como para quienes conviven en su domicilio con personas pertenecientes a los grupos de riesgo, y quienes vayan a efectuar viajes internacionales.

Comentarios