La Escuela de Fútbol de Jaca, primer paso en la vida de un futbolista

Instalaciones, niños y trabajo son los tres factores para continuar con una cantera según los responsables de los equipos de las categorías base del fútbol del CF Jacetano. A pesar de que no vive su mejor época el fútbol base jaqués quiere seguir en la brecha con equipos en todas las categorías, y aunque reconocen que los resultados no son lo más importante no esconden que unos buenos resultados son síntoma de la buena marcha de la base. Ahora para atraer a nuevos adeptos se pone en marcha por segundo año consecutivo la Escuela de Fútbol, un buen enganche para el primer contacto con el balón.

Desde que hace unos años el CF Jacetano apostara por tener una cantera de la que nutrir al primer equipo para que todos sus jugadores fueran de casa, muchas cosas han pasado. El trabajo es duro y lento, ya que para que un alevín llegue el primer equipo tienen que pasar unos cuantos años, y una sola temporada en el fútbol es esencial. Con el cambio en la directiva del Jacetano, esta temporada caras nuevas y ya conocidas se han puesto al frente de los equipos de las categorías base. Así los juveniles están bajo la batuta de Peruga, con los cadetes trabaja un uruguayo forofo del fútbol, Agustín, a los infantiles los dirige el exjugador del Jacetano Oli, y con los más pequeños uno de los más jóvenes del jacetano, el portero Jorge Larrosa.

La situación en los últimos años ha cambiado mucho. ?Antes?, dice José Luis Valerio, presidente del Jacetano, ?todos los niños hacían fútbol, porque casi era lo único que había. Ahora tienen muchas actividades donde elegir. Pero también hay menos niños que antes, y además no gozamos de las instalaciones idóneas para entrenar. Necesitamos un campo de césped artificial porque aquí el invierno es muy duro?. A pesar de que el fútbol tiene muchos competidores a la hora que los niños elijan un deporte, el Jacetano intenta meterles el gusanillo con la Escuela de Fútbol, actividades que se realizan para lo más pequeños los miércoles y viernes, donde incluso hay niñas, aunque en inmensa minoría.

Sin embargo, y a pesar de encontrarse en un delicado momento, la filosofía de la base en Jaca está clara ?nosotros queremos formar jugadores, pero lo primero es formar personas, ayudar a los chavales a crecer en todos los aspectos?.

Comentarios