Cartas al Director: Aragón en la Historia

Carlos Rueda

Coord.Jacetania Los Verdes-SOS NATURALEZA

No comprendo cómo los historiadores ignoran los dos más grandes hitos de nuestros antepasados: la Mafia y el Opus Dei.

Durante más de tres siglos la estirpe pirenaica sembró de rasmia inimitable la isla de Sicilia, poblada de cejijuntos agricultores mediterráneos. Andando el tiempo, la Onnorata Societá prosperaría de manera espectacular gracias a la Ley Seca. Probablemente somos los inventores del botellón.

Algo más tarde, en la SGM, Musolini consideró a la Mafia como un peligroso competidor en sus aspiraciones de poder e intentó liquidarla, pero los aliados llegaron antes. Asesorados desde NY por Lucky Luciano (reo por trata de blancas y condenado a 35 años de prisión) obtuvieron el apoyo de los capos lugareños. Una vez ?liberada?, Sicilia se convirtió en el cortijo de la Mafia. Por cierto, LL solo pasó tres años en la trena.

Si la Mafia es universal ¿qué decir del Opus? Los franceses la han catalogado de secta peligrosa y la han prohibido. ¡Envidiosos, hasta se atreven a llamarla ?octopus dei?! Pues bien, el promotor de esta masonería de derechas nació, ni más ni menos, en Barbastro, capital del Somontano.

¿Guarda relación el espíritu de la Obra con los excelentes espirituosos del Somontano o, acaso, con la Ley Seca? Son aspectos todavía sin esclarecer. Lo que sí está claro es que el dinero mejicano se inclina más por los gráficos de rentabilidad que por la Historia: todavía no le han dedicado siquiera una botella de vino joven a nuestro Padre.

Gracias al capital mejicano el deporte nacional de Aragón ya no es insultar al vasco o al francés, sino el golf. Y así, golfeando, entre hoyo y chollo, se edifican urbanizaciones de tercera o cuarta residencia, preferentemente en conos de deyección? total, en Aragón, pase lo que pase, no pasa nada. Todo está domesticado, como en Sicilia. La libertad de expresión es de pago por vía rectal.

Ante tan magnífico pasado y brillante futuro, propongo un nuevo nombre para nuestra Comunidad: Alcapón. Un homenaje insignificante para el padre de la patria: Al Capone, oriundo de Alcampel según cuenta la leyenda.

Comentarios