RENFE invertirá 537 millones de euros para renovar su flota de Media Distancia

El Consejo de Administración de RENFE ha autorizado la compra de 107 trenes para sus servicios de Media Distancia con el objetivo de revitalizar la oferta de transporte regional e interregional como alternativa de servicio público, eficiente y de calidad. La inversión prevista, a partir de la cual RENFE va a iniciar un proceso de licitación, asciende a 537 millones de euros y con ella la empresa pretende dotarse de un parque versátil de trenes que dé respuesta y aproveche el desarrollo futuro de las nuevas infraestructuras que surjan como consecuencia del PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes) del Ministerio de Fomento y que mejore la fiabilidad, seguridad, confort, puntualidad y, en definitiva, la calidad del servicio de Media Distancia.

RENFE apuesta por revitalizar los servicios de la red convencional, para lo que se hace imprescindible modernizar, que no incrementar, su flota de trenes de Media Distancia, la más antigua de la empresa. El 70% de los 240 trenes que componen el parque actual tiene más de 21 años.

Una apuesta de futuro

La renovación aprobada por el Consejo de Administración supone una inversión sin precedentes de la compañía en trenes de media distancia. Con ella el parque quedará integrado por una flota totalmente rejuvenecida de 225 trenes, de los que 136 serán nuevos (los 107 aprobados ayer más otros 29 que están en contratación) y los otros 89 serán los trenes más jóvenes del parque actual, que tienen una edad media de 9 años.

Para dar una idea de la importancia de esta apuesta inversora, basta señalar que el ritmo medio de inversiones anual de los próximos cinco años en Media Distancia será de 185 millones de euros, mientras que en los últimos 9 años la media fue inferior a 34 millones de euros. El Plan Estratégico de RENFE, por tanto, multiplica casi por cinco las inversiones en la flota de Media Distancia, lo que supone cambiar la tendencia histórica de destinar los últimos años de vida de los trenes a los servicios intra e interregionales.

La decisión de la empresa persigue, al mismo, tiempo dar respuesta a las previsiones de mejora en la infraestructura incluidas en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento. Para ello, RENFE buscará sincronizar la llegada de los nuevos trenes con la evolución de la infraestructura, de tal forma que el servicio de Media Distancia sea más competitivo por la mejora de la red convencional y por su complementariedad con las líneas y servicios de alta velocidad. Su interconexión con las nueva líneas será uno de los aspectos que más valor añadido aportará a los servicios de Media Distancia.

Comentarios