Las Cortes de Aragón abordan aprobación del proyecto de Ley de Vías Pecuarias

La Comisión de Medio Ambiente que tendrá lugar este viernes, en las Cortes de Aragón, debatirá el Proyecto de Ley de Vías Pecuarias de Aragón, una norma que regulará y ordenará los usos de estos pasos de ganado, que suponen más de 12.000 kilómetros en la comunidad. Como se recordará, esta iniciativa se admitió a trámite en las Cortes el pasado mes de febrero de 2005, tras ser aprobada por el Gobierno de Aragón en enero de este mismo año, y los trabajos de la Ponencia encargada de elaborar el informe finalizaron el pasado lunes, 17 de octubre.

El proyecto de Ley de Vías Pecuarias tiene como objetivo ordenar y regular el uso de estos espacios, asegurando su adecuada conservación. La iniciativa clasifica las vías en cañadas, cordeles y veredas, según su anchura, y establece los procesos para su delimitación y deslinde. Además, abre la posibilidad de que las comarcas puedan gestionar las cabañeras ?que serán de titularidad autonómica- que discurran por sus delimitaciones, según explicó el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, el pasado mes de enero.

La jornada parlamentaria se completará con el debate y aprobación de dos proposiciones no de Ley, sobre antenas de telefonía móvil y sobre un Plan de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, presentadas por PP y CHA respectivamente.

Primero será el turno de la iniciativa sobre telefonía, ya que el grupo parlamentario popular quiere que se inste al Gobierno de Aragón a que implante un sistema que controle la emisión de radiaciones de las antenas de telefonía móvil en aquellos lugares ?más relevantes? de la comunidad. Asimismo solicita que participen en el proceso la universidad y los ayuntamientos, ?para elaborar un informe que contribuya a dar a conocer a la población los efectos que producen las mismas?.

Después, se analizará la propuesta de CHA para que el Ejecutivo autónomo elabore, en el plazo de tres meses, un plan de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, siguiendo la Directiva 2002/96/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, del 27 de enero de 2003, y la trasposición de la misma con la publicación el pasado mes de febrero del Real Decreto 208/2005.

Según este grupo parlamentario, ?estas normativas identifican nuevas obligaciones tanto para el diseño de los nuevos aparatos como para su correcta gestión al final de su vida útil?, dado el ?notable aumento? en la generación de residuos procedentes de la continua innovación teconológica y a la expansión comercial.

Comentarios