Mensaje de tranquilidad ante la aparición de más estorninos muertos en Huesca

2005102727 estornino.JPG

En los últimos días numerosos oscenses han alertado de la presencia de estorninos muertos en el Parque Miguel Servet de Huesca. Hubiese pasado desapercibido otros años, pero esta vez no ha sido así por la alarma social que ha generado a nivel mundial la gripe aviar. Sin embargo, expertos ornitológicos han querido lanzar un mensaje de tranquilidad y aseguran que las muertes de estorninos detectadas en los últimos días es completamente normal en una población tan grande como la que anida en las zonas de arbolado de la capital oscense.

Carlos Usieto, miembro de la Sociedad Española de Ornitología, asegura que todos los años mueren una gran cantidad de estorninos, muertes que se deben a causas naturales. Dice Usieto que es algo completamente normal sobre todo en una población de aves tan grande como la de Huesca que asciende a cerca de 15.000 estorninos.

La gripe aviar es una enfermedad que afecta a las aves y que viene ya de muchos años atrás. Es lo que recuerda Carlos Usieto que quiere lanzar un mensaje de tranquilidad y recordar que es muy complicado que un humano quede infectado por el virus de la gripe aviar, ya que se han de dar unas condiciones muy concretas y muy improbables.

Recordamos que el pasado año una variante de la salmonelosis causó la muerte a más de 12.000 estorninos que se asentaban en la capital oscense. Eso no ha impedido que vuelvan miles y miles de estas aves a las zonas de arbolado de la ciudad.

Además, cada año por estas fechas el consistorio oscense comienza las labores para ahuyentar a los miles de estorninos que se asientan en la capital oscense. Una de las primeras actuaciones es la poda de los árboles del centro de la ciudad, en la zona de la calle del Parque y adyacentes, para impedir que se formen grandes dormideros de estas aves y que el consistorio va a realizar este fin de semana.

Las medidas que va a tomar el consistorio oscense son similares a las de otros años: desde el uso de escopetas y pirotecnia, hasta el uso de megafonía con sonidos que pueda disuadir a estas aves.

Sea como sea, lo cierto es que los estorninos causan un importante gasto al Ayuntamiento de Huesca. Según los expertos es una de las especies más perjudiciales del mundo ocasionando millones de euros en daños y otros tantos en esfuerzos de control. Y para estas aves la capital oscense se ha convertido en un punto clave en sus migraciones, aquí encuentran la comida necesaria en los campos cercanos, a donde se desplazan por el día y el refugio apropiado para la noche en el Parque.

Comentarios