Monzón baja la presión fiscal a los ciudadanos

Según ha explicado el alcalde de Monzón y presidente de la comisión informativa de Hacienda, Fernando Heras, la modificación de la Ordenanza Fiscal de 2006 supone un descenso de la presión fiscal al ciudadano, ya que la tasa municipal del agua se congela por segundo año consecutivo dado que el canon de saneamiento que se cobra en el recibo que corresponde a la Dga y que ha ido incrementándose en los últimos dos años ha hecho que el ciudadano haya visto duplicado el mismo. Esta medida del Ayuntamiento supone que se dejen de ingresar en las arcas municipales un total de 200.000 euros, por lo que se ahorra a un ciudadano medio nueve euros por recibo.

Con esta medida hace que las tasas suban un 2% por debajo de la previsión de inflación en el próximo año. El ayuntamiento de Monzón ha aplicado este año de nuevo el criterio de progresividad fiscal por lo que las mayores subidas obedecen al Impuesto de Construcción y Obras ( ICO) 6,67% y el de Licencia de Obras que supongan a presentación de un proyecto en un 6%. El Impuesto de Actividades Económicas, que se aplica a las grandes empresas, sube un 4,19 % mientras que el Impuesto de Bienes Inmuebles lo hace en 1,18%, Tracción de Vehículos 2,96%, Plusvalías 3,45% y Residuos cambia el concepto de pagar por metros y se pasa a medir por tipo de residuos por lo que subirá un 3%. El resto de tasas e impuestos no sufren variación con respecto a las del 2004.

En los últimos dos años las arcas municipales han dejado de ingresar por la congelación de la tasa del agua 300.000 euros, que no se ha notado en los recursos municipales, según Fernando Heras, ya que se ha mejorado la gestión de los gastos e ingresos.

La modificación de las ordenanzas se debatirán en el pleno convocado para el día 2 de noviembre.

Comentarios