Cartas al Director: Ordenanzas Fiscales para más y mejores servicios

Domingo Malo Arilla

Concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Huesca

Es habitual que los Ayuntamientos fijen en el último cuatrimestre de cada año el calendario económico del siguiente. Antes de elaborar el Presupuesto de cada ejercicio, se deben preparar las Ordenanzas Fiscales, herramienta que facilita la Ley Reguladora de Haciendas Locales a los Ayuntamientos para nutrirse de los ingresos necesarios, con el fin de lograr sus objetivos, que no son otros que ofrecer del modo más digno mejores y mayores servicios a todos los ciudadanos y ciudadanas. Y ese fue el objetivo de las Ordenanzas Fiscales para el 2006, aprobadas en el Pleno Municipal del pasado jueves.

Además de la Ley española, las normativas de la Unión Europea obligan a realizar un estudio de costes de cada uno de los servicios. Por imperativo legal, no se puede recaudar más de lo que cuesta un servicio.

Por ejemplo, si el abastecimiento de aguas cuesta 2.207.000 de euros, no se puede superar esa cifra con los ingresos que se recauden. En la actualidad en Huesca se ingresan 1.607.000 euros, es decir hay un desequilibrio de 600.000 euros. La propuesta del Equipo de Gobierno es la siguiente: Supongamos que hablamos de una familia de cuatro miembros que consume 25 metros cúbicos de agua al trimestre, cerca de 70 litros por persona / día. En el 2005, está pagando por ese consumo 7,75 euros al trimestre; y en el 2006 pagará 10,25 euros al trimestre. Es decir 2,50 euros de incremento al trimestre o 0,83 céntimos al mes. Hagamos el cálculo con un consumo superior, de 35 metros cúbicos al trimestre, que equivale a 97 litros por persona / día. Si seguimos con el ejemplo de una familia de cuatro miembros, en el 2005 paga 14 euros y en el 2006 pagará 18,55 euros, o sea 4,55 euros al trimestre o 1,51 euros al mes.

El estudio de costes de este servicio nos indica que aparecen nuevos conceptos que no estaban en años anteriores, como por ejemplo el canon del Canal de Cinca; o el control de calidad del agua, responsabilidad que antes ejercía el Gobierno de Aragón y que se derivó a los Ayuntamientos sin su correspondiente compensación financiera. Además, debemos tener en cuenta las nuevas inversiones, por todos conocidas, realizadas en la red de abastecimiento de agua en nuestra Ciudad. Aparte, habrá que añadir el canon de saneamiento (tasa autonómica que decide el Gobierno de Aragón) y la cuota por calibre, que es mínima.

La segunda tasa que cambia es la recogida de basuras. Se ha aprobado una tarifa que de 3,93 euros por vivienda y mes pasará a ser de 4,44 euros. Lo que hasta ahora ascendía a 11,79 euros al trimestre por recogida de basuras, pasa a ser de 13,32 euros. La diferencia es tan sólo de 1,53 euros al trimestre ó 51 céntimos al mes. Con ella se ha mejorado el servicio a través del Consorcio Agrupación 1 Huesca, empresa pública que se encarga actualmente de la gestión. Se están implantando nuevas recogidas selectivas de residuos, como los plásticos, se renovarán contenedores y vehículos de recogida, amén de la puesta en servicio del Punto Limpio, gratuito para los usuarios.

Este incremento de las Ordenanzas no es un capricho del Equipo de Gobierno, ni una obsesión recaudatoria del concejal de Hacienda. La responsabilidad que nos han confiado los ciudadanos es administrar lo mejor posible los recursos para dar los mejores servicios posibles.

Lo que se recaude con las Ordenanzas Fiscales del 2006 se destinará a mejorar los servicios de todo tipo: culturales, limpieza, seguridad, prestaciones sociales, medio ambiente, deportes, iluminación, bomberos, abastecimiento de agua... Porque queremos ofrecer unos servicios dignos y de calidad que satisfagan las demandas y necesidades de todos los ciudadanos y en todos los puntos de la Ciudad.

Sabemos que todo se puede y se debe mejorar. Y en ello estamos

Comentarios