El Alto Aragón honra a sus difuntos

2005103131 cementerio Huesca.JPG

La tradición y el recuerdo se mezclan en la festividad de Todos los Santos y en el Día de las Ánimas para recordar a los seres queridos que ya no están. La tradición, presente en todas las culturas, ha tenido un gran peso social en el Alto Aragón a lo largo de la historia. Miles de altoaragoneses aprovechan este día para visitar en los cementerios a sus seres queridos, una jornada que en cuanto al tiempo se espera con nubes y claros pero sin precipitaciones.

Flores y dulces siguen siendo los protagonistas de esta festividad. centros y ornamentos florales por un lado para adornar las lápidas de los allegados y honrar su memoria, y huesos de santo para celebrar esta festividad en los hogares.

Los cementerios de Huesca acogen en esta jornada a miles de oscenses que aprovechan el día para limpiar y decorar las tumbas. Para facilitar el acceso al cementerio municipal, el Ayuntamiento mantiene el campo santo abierto de sol a sol. Este año los oscenses se van a encontrar con un cementerio municipal en obras porque se está rehabilitando la zona de enterramientos más antiguos.

Como se viene haciendo años atrás, se ha establecido de nuevo un servicio de autobuses que parte de la Plaza de Navarra con horario de 10 a 13 horas por la mañana, y de 15 a 18 horas por la tarde. El tráfico volverá a ser intenso en la zona cercana al campo santo; por ello, efectivos de la Policía Local regularán el tráfico de la zona para evitar complicaciones o aglomeraciones. Además, el consistorio ha puesto también en uso la ampliación del aparcamiento situado en la parte posterior del camposanto, para albergar a un mayor número de vehículos.

Pero no es el único punto funerario de la ciudad en el que se rinde tributo en este día. Este año de nuevo, autoridades municipales encabezadas por el alcalde de la ciudad, Fernando Elboj, y entre las que se encuentra el presidente de la DPZ, Javier Lambán, realizarán una ofrenda a los caídos de la partida republicana Cinco Villas enterrados en el Cementerio de Las Mártires.

El cementerio municipal va a comenzar un proceso de ampliación muy importante. El proyecto incluye la construcción de un crematorio. El Ayuntamiento está cerrando acuerdos para que sean las funerarias de Huesca las que se hagan cargo de él; si no llegase ese acuerdo, el consistorio asegura que será él mismo quien ejecute la obra.

El cementerio municipal data del año 1845, y cuenta en la actualidad con casi 14.500 nichos más los 220 primeros columbarios que seentregaban unos meses atrás. Todo conforma una superficie global que supera los cien mil metros cuadrados.

La reorganización de todo el cementerio que incluirá la construcción de su nueva puerta principal en la parte norte, la que ahora es la parte trasera del cementerio.

Meses atrás se renovaban también varias escaleras de los nichos. Las nuevas escaleras, diseñadas especialmente para cementerios, han mejorado la seguridad de los usuarios del cementerio.

En el cementerio de Huesca cada año se realizan una media de 380 enterramientos. Conforme han ido pasando los años, el Ayuntamiento ha ido recibiendo cada vez más, peticiones de construcción de columbarios como los que se acaban de entregar. Demanda que incluso podría aumentar cuando se construya el futuro crematorio de la ciudad.

El número de visitas suele rondar las 100 personas diarias, entre 800 y 1000 en festivos y miles en el caso de festividades especiales como Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos.

Comentarios