Las nuevas conexiones de la urbanización de Latas requieren de nuevo la declaración de impacto ambiental

Este es uno de los aspectos que destaca el portavoz del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Sabiñánigo , Pedro Grasa, quién ha declarado a esta redacción que ?la verdadera condición que impone el Instituto del Agua es nada menos que obligar ?muy en especial? a la solicitud de una nueva declaración de impacto ambiental en la modificación del proyecto de urbanización y de las conexiones?. Precisando que ?el nuevo expediente podrá resultar positivo o negativo, no hay que prejuzgarlo, pero es indudable que se trata de un factor muy importante, clave, que ha ocultado a los vecinos el alcalde?.

El portavoz del PAR añade que ?además, la manera de gestionar la difusión de la resolución del Instituto Aragonés del Agua por parte del Alcalde, evidencia otra vez sus personalistas e impropios modos. En lugar de remitir a todos los grupos la notificación del IAA, sólo nos ha enviado copia de esa nota de prensa que falsea la realidad, junto con un saluda donde pretende dar por zanjado el tema y que se ?serene el debate?. Con su actitud, que ya puso de manifiesto en el Pleno, está consiguiendo irresponsablemente todo lo contrario y con esta nota, lo empeora. Mientras los demás seguimos defendiendo los intereses de Sabiñánigo, él se dedica a desinformar no se sabe muy bien con qué objetivos?.

?Hemos conseguido -explica Pedro Grasa- el original de esa notificación y es patente un hecho. Mientras el Alcalde afirma en su comunicado que sólo falta una autorización por parte del INAGA [Instituto Aragonés de Gestión Ambiental], como si se tratara de un trámite sin importancia, la realidad es otra. Seguramente, el Alcalde tiene muy presente que la anterior declaración fue contraria a sus intenciones e intenta minimizar ese requisito por la expeditiva vía de omitirlo torticeramente en su supuesta ?nota informativa?, y transformarlo a su antojo en una sencilla autorización.

Para el portavoz del PAR, ?conviene distinguir, y el señor Iglesias no ha querido hacerlo con toda intención, entre ese aspecto ambiental y lo que es la aplicación estricta por parte del IAA, del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración que da lugar a la necesaria autorización inicial de las conexiones, con unas condiciones de obligado cumplimiento y que se refiere, atención, únicamente al denominado ?Pueblo 2?, no a todo el conjunto. La declaración de impacto es determinante y a día de hoy, incierta. En tanto no se produzca dentro de meses, y se cumplan las condiciones que seguramente a su vez imponga, la conexión no se puede efectuar y el convenio está en suspenso?. La primera declaración de impacto -de 19 de febrero de 2004, es decir, anterior al convenio- señalaba hasta 16 medidas imprescindibles. A ella se remite literalmente el IAA para justificar su condición.

En su momento, fue formulada por la Dirección General de Calidad Ambiental de la DGA, cuyas atribuciones ha asumido recientemente el INAGA, de manera que a todos los efectos se trata de similar procedimiento, cuyos resultados están por ver y que afectarían a la modificación del proyecto de urbanización y a las conexiones.

Comentarios