Más de 20 mujeres han participado en la reunión “mujeres, cargos públicos y programas locales”

Más de 20 mujeres han participado en la reunión ?mujeres, cargos públicos y programas locales?

Huesca ha acogido la comida de trabajo entre distintas mujeres de las agrupaciones políticas más representativas de Huesca y comarca. En el citado grupo se encontraban también mujeres con cargos públicos, incluida la anfitriona, Flor Ardanuy , concejala de Mujer del Ayuntamiento de Huesca.

En la citada comida de trabajo se han analizado los tres pilares de dificultad de la participación política de las mujeres y el acceso y mantenimiento en cargos institucionales extrayendo como conclusiones generales:

La necesidad de compartir tareas en los ámbitos público y privado entre hombres y mujeres.

La puesta en valor de los potenciales y capacidades individuales y de grupo, sin límites culturales por cuestiones de género y la importancia de renovar los métodos de trabajo en política en aras de poder describir una democracia de hombres y mujeres.

El 15,9 % de la representación en ayuntamientos en la comarca Hoya de Huesca la ejercitan mujeres, si bien esa cifra ha bajado en este momento puesto que algunas concejalas no han continuado el mandato.

De 40 alcaldías, 7 la asumen mujeres y en el Consejo Comarcal la proporción de hombres y mujeres es semejante a la del Ayuntamiento de Huesca.

Continúa existiendo una división de áreas en función de una división de papeles culturales adjudicados a hombres y mujeres con algunas excepciones.

Las mujeres de las agrupaciones políticas consideran que aportan sentido común, austeridad, organización, optimización de recursos, planificación, trabajo en perspectiva, sentido estético, criterios de valoración del impacto de los programas, dinámicas de cohesión afectiva en los equipos municipales... y que pueden generalizarlas a otras mujeres.

Varias ideas se materializaban en la comida como son la de concepto de poder como potencial para compartir y para usar a favor de la comunidad local y global y, a partir, de este concepto la necesidad de aprovechar el poder también para propiciar un cambio cultural, la importancia de estimular el poder para que las jóvenes y las generaciones futuras hagan valer su propio potencial y la de practicar el poder bajo el discernimiento y la formación continua.

Comentarios