Empate del Forcusa Huesca tras una difícil semana

2005110505 embil.JPG

Un resultado que como mal menor puede considerarse positivo si contamos las adversidades con las que tuvieron que luchar los de Txema Senosiain que además de las bajas de Javier Valero e Iago Muiña se encontraron con una pareja arbitral formada por los catalanes Castillejo y Cubel que en el momento decisivo del partido le echaron una mano importante a los alicantinos con varias exclusiones rigurosas a los oscenses que aprovecharon bien los visitantes para situarse por delante en el marcador y casi llevarse los dos puntos.

La verdad es que al Forcusa Huesca no le sale nada este año y la presión de tener que ganar atenaza en muchos momentos a los jugadores a los que no les puede negar en ningún caso su entrega en la pista. El equipo defendió bien e intentó plantar batalla a un rival que no olvidemos que venía de ganar sus tres partidos fuera de su pista y que es la revelación del campeonato por el momento.

El partido fue igualado y en la primera mitad las diferencias fueron mínimas para llegarse al descanso con empate a 13. Buena salida la que tuvieron los oscenses en sus mejores minutos y que con un parcial de 4-0 se fueron arriba en el marcador. Pero fue aquí donde aparecieron los colegiados con exclusiones a Marco Mira, Pablo Fernández y Nelson Espino, casi de forma consecutiva, que permitieron que Costa Blanca remontara y consiguiera empatar a 18.

Se empezaron a crispar los nervios en la pista y en la grada y los colegiados no daban una a derechas, siempre perjudicando a los locales que además bajaron en la intensidad del juego y los alicantinos se dieron cuenta que podían aprovecharse de ello para llevarse el partido.

En el último minuto se llegó con ventaja de un gol para los visitantes, pero Nelson Espino que fue el más destacado de la recta final del choque consiguió igualar el marcador a 30, cuando quedaban pocos segundos para el final. Ya no se movió el resultado y punto para cada equipo en un encuentro muy disputado.

Otra jornada más sin ganar, pero un punto que no viene mal dada la situación. Ahora otra semana por delante para recuperar lesionados y pensar en que en Oviedo no queda otro remedio que ir de nuevo a por todas para enderezar el rumbo y alejarse de los puestos peligrosos de la clasificación.

Comentarios