Rechazo a los nuevos impuestos del Gobierno de Aragón

Antonio Suárez, portavoz del Partido Popular en las Cortes de Aragón, ha rechazado frontalmente la creación de tres nuevos impuestos, aprobados por el Gobierno de Aragón.

En este aspecto, resaltó que aunque los nuevos tributos aprobados (emisiones contaminantes, tendidos aéreos y grandes áreas de venta) recaen directamente sobre las empresas ?no tengo ninguna duda de que al final acabarán repercutiendo en el bolsillo de los aragoneses?. Suárez señaló que ?el Gobierno de Iglesias ha tomado el camino más simple, es decir, que lo paguen los ciudadanos, en lugar de afrontar con seriedad y rigor un control del gasto público, una mejor gestión de los ingresos y, lo que es más necesario, un plan de ahorro en la Administración autonómica?.

Respecto a los beneficios fiscales, el portavoz popular manifestó que ?son escasos, raquíticos, para situaciones muy concretas, poco ambiciosos? y con un ámbito de aplicación que ?deja fuera a un buen número de aragoneses que no van a poder acogerse?.

El portavoz parlamentario manifestó además que ?es absolutamente falso que el gasto social ocupe cada vez más espacio en los presupuestos pues, de hecho, el Departamento de Salud tiene para 2006 un 31,8 % del presupuesto cuando en 2005 tenía un 31,4 %, la consejería de Educación aparece en el proyecto con un 16,6 % cuando en las cuentas de 2005 figuraba con un 17,1 %, y finalmente, el Departamento de Servicios Sociales cuenta con un 3,98 % mientras que en el año 2005 aparecía un 3,97 %?.

A ésta situación, Suárez añadió las ?múltiples modificaciones presupuestarias? llevadas a cabo por el Ejecutivo de Iglesias durante el año 2005, que ?mayoritariamente ha significado coger dinero de sanidad, educación y servicios sociales para destinarlo a otros sitios como la adscripción a Aragón de una nueva unidad de Policía Nacional o la radiotelevisión autonómica?.

Respecto a la previsión del Ejecutivo aragonés de ingresar 55,5 millones de euros con cargo al canon de saneamiento, Antonio Suárez la calificó de ?espejismo presupuestario? porque, ?todo el mundo sabe y el Gobierno de Aragón el primero, que el Ayuntamiento de Zaragoza ya ha anunciado su intención de pagar a la DGA sólo una pequeña parte hasta el año 2013?. En este sentido, el portavoz popular manifestó que los presupuestos del Gobierno aragonés son, antes incluso de llegar a las Cortes, ?ficticios, escasamente fiables y no van a cumplirse? y se preguntó qué proyectos dejarán de ejecutarse si esos ingresos no se materializan.

Comentarios