Cartas al Director: Un proceso legal, imparcial y transparente

Grupo Municipal Socialista

¿Por qué cinco meses después el portavoz del Grupo Popular siembra dudas, confunde a los ciudadanos y lanza acusaciones infundadas contra el Gobierno Municipal y contra la empresa?

Los datos expuestos ayer por el Alcalde de Huesca, ratificados por los técnicos municipales, corroboran una vez más que fue absolutamente transparente y correcta la adjudicación a la empresa Aragonesa de Servicios Agrarios de la construcción del depósito regulador de Lomas de Cillas, más conocido como depósito ?de cola?. La contratación se basó en criterios estrictamente técnicos, que avalaban su instalación en el plazo que requería la situación de emergencia ocasionada por la sequía, así como durabilidad futura, con la consiguiente mejora del sistema global del agua y la obtención de la máxima rentabilidad económica de sus costes.

Estos hechos eran sobradamente conocidos por el Grupo Popular, tal y como su portavoz ha reconocido públicamente. Del mismo modo, dicha adjudicación se produjo el pasado junio y fue hecha pública en ese mismo momento por el Ayuntamiento de Huesca, siendo también sobradamente conocidos los responsables de la empresa adjudicataria por los dirigentes del Partido Popular. Por ello, en el hipotético caso de que hubiese existido la más mínima sospecha, el PP habría dispuesto del tiempo suficiente para adoptar las medidas oportunas y por los cauces establecidos, dando así ejemplo de su actitud responsable como portavoz del primer partido de la oposición.

¿Por qué cinco meses después el Grupo Popular siembra dudas, confunde a los ciudadanos y lanza acusaciones infundadas contra el Gobierno Municipal y contra la empresa? ¿Ha pasado de sus responsabilidades de oposición municipal durante este tiempo? ¿Se ha despreocupado del proceso de las obras para paliar la situación de sequía y sólo se entera de las cosas medio año después?

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huesca en ningún proceso de contratación tiene en cuenta la filiación de los responsables de las empresas, porque eso, además de ilegal, vulneraría el derecho constitucional de todos los ciudadanos y de todas las empresas a la libre concurrencia y a la libre opción de ejercer su libre opción política.

Con su último montaje, organizado en connivencia con algún medio concreto de comunicación, el Grupo Popular ha dado muestras de estar más interesado en sus particulares intereses partidistas que en el respeto a la legalidad vigente, a la lealtad institucional o la honorabilidad de las personas y de las empresas.

El Grupo Socialista considera zanjado este asunto, si bien, en caso de continuar las acusaciones que pudieran superar los límites de la dialéctica política y dañar la honorabilidad de las personas, se reserva el derecho a ejercer las acciones oportunas.

Comentarios