Los árbitros de fútbol piden más protección en los campos

2005110909 reunión.JPG

El subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, ha recibido al delegado del Colegio de Árbitros en Huesca, Antonio Herrera, que ha estado acompañado por un representante del Comité Aragonés y del colegiado oscense Miguel Ángel Fustero. El objetivo de esta reunión es pedir más protección y presencia de la Guardia Civil y Policía Nacional en los campos de la provincia.

La petición de más protección no solamente es para las diferentes localidades donde hay fútbol cada domingo, también se pretende que esa presencia policial se extienda los fines de semana a la Ciudad Deportiva y los campo de San Jorge de Huesca donde también se han llegado a producir incidentes en partidos de fútbol base, especialmente con los padres de los futbolistas.

Antonio Herrera indicaba a Radio Huesca Digital que? me preocupa la seguridad de los árbitros desde que llegan hasta que salen de la localidad. Ocurren pocas cosas e incidentes pero los pocos que ocurren hay que intentar solucionarlos de la mejor manera posible ?.

Desde el colectivo arbitral se pide también apoyo de los clubes, entrenadores, directivos y sobre todo de los jugadores y la afición. Los árbitros son una parte más del juego y como recordaba Antonio Herrera se preparan como cualquier deportista con sus entrenamientos para dirigir los partidos los fines de semana. En estos momentos la delegación provincial del Comité Aragonés de Árbitros cuenta 12 colegiados nuevos que han realizado el último cursillo. En total son 66 árbitros más 10 informadores y dan un servicio a más de 1.100 deportistas cada semana.

El subdelegado del Gobierno se ha comprometido a reforzar la presencia de agentes de la Guardia Civil en los campos de fútbol y de policías en la capital tras la petición del colectivo arbitral. Ramón Zapatero ha indicado que se intentará tomar medidas en este asunto. La desaparición de algunos acuartelamientos en localidades de la provincia impide poder atender por la Guardia Civil toda la demanda de agentes para los partidos que se juegan en las tardes de los domingos.

Según el reglamento por el que se rige el fútbol es obligatoria la presencia de la fuerza pública para dar comienzo un partido y en algunos casos (no será el primero) incluso se han llegado a suspender encuentros o a retrasarse su inicio ante la falta de la Guardia Civil. También es cierto que muchos árbitros prefieren no calentar los ánimos de los aficionados y han dirigido partidos sin contar con la protección policial.

Aunque los incidentes no son demasiados, desde el colectivo arbitral se pide esa seguridad como medida de precaución y vigilancia ya que en algunos casos se sienten desamparados en situaciones que se dan especialmente en los campos de fútbol provincial.

Comentarios