El servicio medicalizado de rescate en montaña ha atendido a más de 1.300 personas

2005111111 Helicóptero.jpg

Según un informe elaborado por el 061 Aragón, desde su puesta en marcha en 1999 y hasta el pasado mes de septiembre, el Servicio Medicalizado de Rescate en Montaña ha dado atención sanitaria a 1.312 personas, de las que casi el 70% (911) han sido hombres y el 30% mujeres (401). La primavera y el verano son las estaciones en las que se han concentrado el 76% de todas las intervenciones que han llevado a cabo estos equipos.

Las actividades en las que con mayor frecuencia se producen situaciones que requieren de la intervención de los equipos de rescate son el montañismo (40%), el descenso de barrancos (22'5%), el recorrido de senderos (11'8%), el esquí (7'7%) y la escalada (5'4%). En proporción mucho menor figuran otras circunstancias, como los accidentes laborales (3%), el parapente (1'8%), la espeleología (0'8%) y los accidentes de tráfico (0'8%).

La procedencia geográfica de los pacientes atendidos durante estos cinco años ha sido mayoritariamente aragonesa (18'5%), seguida en importancia numérica por la de ciudadanos franceses (16%), y por personas con residencia en Cataluña (11'6%), País Vasco (9%) y Comunidad de Madrid (7'6%). Las edades más habituales de las personas que fueron asistidas se enmarcan en el segmento de los 21 a los 30 años (28%), seguido del de 31 a 40 años (21%), y del que va de los 41 a 50 años (14%).

La atención médica en montaña se lleva a cabo por profesionales del 061 del Servicio Aragonés de Salud (SALUD) en colaboración con los equipos de rescate de la Guardia Civil, institución a la que pertenece el helicóptero que utilizan en estas operaciones. Entre 1999 y 2002 los facultativos eran contratados por las federaciones y clubes deportivos, con la colaboración financiera del Gobierno de Aragón, y a partir de 2002 pasaron a depender directamente del SALUD. Los facultativos que participan en estas operaciones de asistencia y rescate en montaña son profesionales altamente cualificados y entrenados, tanto en los aspectos médicos como físico-deportivos, lo que les permite hacer frente a estas situaciones, generalmente en medios hostiles y en condiciones muy difíciles.

La provincia que concentra la mayoría de las salidas de los equipos medicalizados de rescate en montaña es la de Huesca (97'5%), seguida de Teruel (1'5%) y Zaragoza (1%). Dentro de la provincia oscense, las zonas habituales de intervención son las de Boltaña (24'5%), Benasque (23'3%), Panticosa (14'4%) y Jaca (12%). En Teruel es la comarca de Mora de Rubielos y en Zaragoza la zona del Moncayo.

El medio más frecuente de evacuación es el helicóptero (55%). En segundo lugar, los dispositivos mixtos aéreo y terrestre (30%) y, finalmente los vehículos terrestres de transporte sanitario urgente (7%). En el resto de los casos el problema se resolvió en el mismo lugar de los hechos y no se requirió traslado posterior.

La mayoría de los traslados de los pacientes tuvieron como primer destino el Hospital San Jorge de Huesca (38%), el Punto de Atención Continuada (PAC) de Benasque (11%), y el Hospital de Jaca (8%).

La altitud orográfica en la que se dieron las situaciones que requirieron la intervención de estos equipos medicalizados de rescate fue menor de 1.000 metros en el 27% de los casos, de 1.000 a 1.500 metros en el 10%, de 1.500 a 2.000 metros en el 16%, de 2.000 a 2.500 metros en el 25%, de 2.500 a 3.000 metros en el 15'6%, y de más de 3.000 metros en el 5'4% de las salidas.

Comentarios