Seis de cada diez aragoneses mayores de 65 se han vacunado contra la gripe

Transcurridas tres semanas desde el inicio de la campaña de vacunación antigripal, la cobertura que se ha logrado entre la población mayor de 65 años es del 61%, una tasa cercana a la alcanzada durante toda la campaña del pasado año.

Al cierre de la presente campaña de vacunación, prevista para el 30 de noviembre, se calcula que podrá obtenerse una cobertura total de entre el 70 y el 75% de la población mayor de 65 años, diez puntos más que el pasado año. Los datos referidos a otros segmentos de población considerada de riesgo apuntan a incrementos igualmente significativos, que deberán valorarse al término de la campaña de vacunación. El número total de vacunas que se administrarán superará las 250.000 unidades, 25.000 más que en 2004.

El pasado 3 de octubre la red de médicos centinela inició en Aragón la vigilancia epidemiológica sobre la gripe. Hasta ahora no se ha detectado actividad gripal ni se han producido aislamientos de virus gripales, una situación de normalidad idéntica a la que reflejan los datos de otras redes autonómicas y europeas.

La Dirección General de Salud Pública recuerda que no debe confundirse la gripe común que afecta a los humanos de forma estacional con la gripe aviar, enfermedad que afecta a determinadas especies de aves. Es muy importante saber que la vacuna antigripal, como la que se está administrando, sólo es efectiva frente a las cepas de virus incorporadas en la misma; por lo tanto, no es efectiva frente a otros virus gripales que afectan a otras especies, como en el caso de los virus aviares, o las posibles mutaciones de dichos virus. No existe actualmente ninguna vacuna que sirva para prevenir un hipotético contagio de la gripe aviar en humanos.

Por ello, Salud Pública recuerda que, al igual que en años anteriores, la campaña antigripal en curso está solamente dirigida a aquellos grupos de población considerados de riesgo y en los que la vacuna puede evitar posibles complicaciones de salud. La gripe humana es una infección vírica autolimitada que, cuando afecta a personas sanas, evoluciona de modo favorable resolviéndose por sí misma en pocos días.

La gripe aviar, cuyos focos se han detectado en algunos países, es una enfermedad limitada a las aves que, en contados casos han afectado a humanos, siempre en condiciones precarias de habitabilidad y contacto estrecho con aves domésticas infectadas. No ha habido ningún caso de transmisión entre humanos.

Comentarios