Se rompió el gafe para Forcusa Huesca en Oviedo (22-26)

2005111305 embil.JPG

Después de seis jornadas sin ganar y también en un partido jugado en la matinal del domingo en aquella ocasión en Logroño, el Forcusa Huesca se llevaba una importante victoria del campo del Lacera Naranco por 22-26. Los oscenses cierran así una mala racha y vuelven a demostrar que se puede confiar en una plantilla que ha sabido salir airosa de una situación comprometida por muchos contratiempos como lesiones y la falta de fortuna en muchos momentos de los partidos anteriores.

En este encuentro tampoco faltaron las dificultades. Además de la motivación del rival que venía de ganar en Pozoblanco, se produjo la lesión de Ibon Embil con un fuerte esguince de tobillo que le obligó a retirarse y no jugar en todo el segundo tiempo. A pesar de ser un jugador clave, el resto tiro del carro y especialmente Nelson Espino, Ancizu, Marco Mira y Pablo Fernández estuvieron a un alto nivel.

El partido fue siempre dominado, salvo en su inicio, por el BM Huesca. Al conjunto de Senosiain, que tenía tres goles de desventaja, le costó asentarse pero empezó a mostrar su fortaleza defensiva y ahí se fraguó la victoria ya que el equipo estuvo a un alto nivel defensivo. Al descanso se llegó con el resultado de 11-15 para el Forcusa Huesca.

En la segunda mitad, la lesión de Ibon desconcertó al equipo y a falta de 10 minutos para la conclusión el conjunto local se puso a un gol (19-20) que hacía presagiar lo pero. Pero, volvió a mejorar la defensa de los oscenses y a partir de ahí la diferencia se fue ampliando de nuevo hasta llegarse al 22-26 final.

Un gran triunfo que llega en un momento clave para volver a marcar diferencias con la parte baja de la clasificación. El equipo de Txema Senosiain recibirá Teucro el próximo sábado en Huesca en partido que se adelanta a las 18 horas para evitar la coincidencia con el Real Madrid ? FC Barcelona.

Comentarios