Cartas al Director: Manifiesto en defensa de la escuela pública y laica

Fernando Sanz Casasnovas,

Miembrodel Secretariado de HU.STE.

Al hilo de la convocatoria de la manifestación del día 12 de noviembre a Madrid contra el Proyecto de Ley Orgánica de Educación, HU.STE:

Quiere denunciar:

1. La utilización sectaria de la educación que están haciendo los partidos de la derecha, especialmente el PP, intentando confundir la opinión pública y estimulando la confrontación social y territorial.

2. La injerencia de la jerarquía católica en un asunto de interés público, como es la educación, con tal de poder continuar manteniendo el poder ideológico mediante la práctica del adoctrinamiento en la escuela y los beneficios económicos que le suponen las redes de centros religiosos.

3. El intento no disimulado de la derecha y la Iglesia de recuperar el espíritu de la LOCE, en contra de la mayoría social y política que la va rechazar y va a exigir su derogación, y de convertir la asignatura de Religión en una materia como cualquier otra, que cuente en las evaluaciones y en los currículos de los alumnos.

Quiere manifestar:

1. Que la educación es un derecho universal y un bien público al que toda la ciudadanía tiene derecho a acceder y la Administración tiene el deber de garantizarlo en condiciones de igualdad. La Educación, además de ser una necesidad para el progreso social, es condición para hacer posible una sociedad cohesionada y justa.

2. Que la educación ha de ser el eje vertebrador de todo el sistema educativo ya que es la única que puede garantizar el acceso igualitario para todo el mundo en las mismas condiciones, que puede ser compensadora de desigualdades, ofrecer igualdad de oportunidades y posibilitar relaciones interculturales. Todos ellos son elementos básicos para la convivencia y la cohesión social.

3. Que todo adoctrinamiento religioso, del tipo que sea, forma parte del ámbito privado y que, por tanto, no ha de formar parte de los currículos escolares y ha de estar al margen de los centros educativos.

4. Que el derecho a la libre elección de centro no existe como tal. La Constitución sí que reconoce el derecho de los padres y las madres a elegir qué tipo de educación para sus hijos pero eso no implica, necesariamente, que haya de estar subvencionada por parte

del Estado. Por otra parte, el pretendido derecho de elección de centro nunca puede estar por encima del de igualdad de oportunidades.

5. Que el control de los procesos de alumnos es necesario para evitar la formación de guetos en la Escuela Pública.

6. Que lo que se necesita de verdad es un sistema educativo de cualidad y justo que cuente con los recursos económicos necesarios, y el reconocimiento social y profesional de los docentes.

7. Que el Gobierno no ha de ceder a las pretensiones de la Iglesia porque tiene la obligación de gobernar para todos y de acuerdo con las decisiones de los representantes parlamentarios de los ciudadanos.

8. Que el Gobierno español debe denunciar el Concordato con la Santa Sede que establece la obligación de los centros de ofrecer religión confesional, para poder disfrutar de un sistema educativo laico que se ajuste a la declaración constitucional de no confesionalidad.

9. Que el rechazo a los motivos de la manifestación del día 12 de Noviembre en Madrid no ha de entenderse como un apoyo a la LOE. La lucha por la escuela pública, laica y de calidad es un deber de todos los ciudadanos y ciudadanas, ya que es uno de los pilares básicos de una sociedad democrática y libre: la libertad en desigualdad no es más que un mito, no una realidad.

Comentarios