Escriche, ex concejal de Parques y Jardines, propone que se invierta en el parque de cara a 2008

2005112020 parqeu.jpg

La presencia prácticamente constante de los estorninos en el parque de Huesca no hace sino contribuir a aumentar el agotamiento que, según los expertos, sufre este pulmón natural en el mismo centro de Huesca por el constante paso de peatones. En opinión de José Mª Escriche, quien fuera concejal de Parques y Jardines hace varias legislaturas, dentro de las preocupaciones del ayuntamiento para el próximo 2008, debería figurar como prioritaria la mejora del Parque Miguel Servet.

Y es que, no parece muy lógico que se vaya a construir y diseñar un nuevo parque, el de la zona de Tenerías que se llamará de la Universidad, mientras el parque más importante de la ciudad sufre los efectos del paso del tiempo y, sobre todo, de los estorninos que todo lo ensucian y estropean. Por ello, de cara a los próximos años, podría ser interesante hacer una actuación en profundidad en el parque. Se trataría de una renovación, que podría plantearse pensando en 2008.

José Mª Escriche recuerda que la polución medioambiental que sufre el parque es muy elevada y nociva para este espacio natural. Unas 15.000 personas lo cruzan diariamente, de norte a sur y de este a oeste, como si de una calle más de Huesca se tratara. A ello, hay que sumar la nefasta aportación de los estorninos.

El antiguo concejal de Parques y Jardines asegura que habría que eliminar sin pena los árboles que se encuentran ya caducos o muertos, que son muchos, incluidos los del Parque Bar que, afirma, están muertos, y reponer todo lo que fuera necesario para que el Parque Miguel Servet volviera a ser lo que fue. No en vano, uno de los lemas de Huesca fue, hace unos años, ?Un parque rodeado de edificios?.

Comentarios