Boné presenta el plan de depuración de aguas residuales de Aragón en Nueva Delhi

2005112323 bone nueva.jpg

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha intervenido como ponente en el pleno del XII Congreso Mundial del Agua, que se celebra en Nueva Delhi (India) con el lema "Agua para el desarrollo sostenible: soluciones innovadoras". El consejero ha defendido que "la gestión integral y sostenible del agua implica tener en consideración tres aspectos fundamentales: la cantidad, la calidad y el diálogo, tres aspectos en los que Aragón está marcando grandes hitos a nivel internacional". Boné ha apostado por "reforzar los foros de estudio y diálogo sobre el agua a escala internacional, para compartir tanto los problemas como las soluciones, por eso hemos creado el Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente en Aragón, como centro de estudios e investigación fundamentado en la máxima "piensa en global actúa en local", ha anunciado Boné

PLAN DE DEPURACIÓN

Desde el punto de vista de la calidad, Alfredo Boné ha presentado "el Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales de Aragón, que supone un verdadero reto medioambiental para los aragoneses y toda una apuesta por el desarrollo sostenible, la vertebración del territorio, y especialmente por la calidad de vida y el futuro de Aragón, con una inversión de más de 1.000 millones de euros, que la convierten en la mayor inversión de carácter medioambiental de la historia no sólo de Aragón, sino de toda España".

Boné ha señalado que el Plan se está ejecutando mediante "un nuevo modelo de concesión de construcción y explotación, para 20 años, que tiene en cuenta las peculiaridades demográficas y territoriales de Aragón, y donde el pago a la empresas adjudicatarias dependerá del agua depurada, lo que permite garantizar la continuidad y la calidad de la depuración". "Toda esta inversión -ha explicado Boné- se financia con el Canon de Saneamiento, un impuesto ecológico, en aplicación del principio de recuperación de costes de la Directiva Marco de Aguas, que ayuda a sensibilizar a la sociedad del coste de un agua de calidad, fomentar el ahorro y racionalizar el uso de este recurso".

SEQUÍA, RÍOS Y AHORRO DE AGUA

El consejero ha recordado que Aragón tiene una "gran zona central con características desérticas o semidesérticas" y una de "las densidades de población de las más bajas de España, con sólo 25 habitantes por kilómetro cuadrado, muy por debajo de los 84 habitantes por kilómetro cuadrado del total español". "La despoblación y la dispersión territorial hacen necesario adoptar medidas que apoyen la fijación de la población en el medio rural y muchas de estas medidas giran en torno a la utilización del agua como recurso esencial". De hecho, "la ausencia de agua nos ha hecho a los aragoneses especialmente sensibles hacia este tema, como estamos demostrando con realidades como la Exposición Internacional de 2008, el Secretariado de la Década del Agua de Naciones Unidas y del Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente (CIAMA) en La Alfranca"

Boné también ha recordado que "en Aragón entendemos el patrimonio natural como una oportunidad de desarrollo para el territorio, como un elemento dinamizador económico y social, lo que explica que cerca del 30 por ciento del territorio aragonés cuente con una figura de protección. Dentro de este gran y diverso patrimonio natural están los 18.000 kilómetros de ríos, que actúan como eje vertebrador del país, y más allá de su indiscutible valor ambiental, poseen un gran valor cultural e histórico, reconocido por todos los aragoneses".

En el caso de Aragón, Boné ha recordado que "sólo el 36 por ciento de las aguas del río Ebro están reguladas, lo que genera un déficit de infraestructuras de almacenamiento, algunas planificadas desde hace más de un siglo". "Este problema ha generado conflictos sociales entre los diferentes sectores implicados y, además, no ha permitido atenuar la situación de sequía que sufre actualmente España y en concreto, Aragón, donde 252 municipios sufren problemas de abastecimiento. Por ello, uno de los esfuerzos más importantes que estamos desarrollando es la modernización de infraestructuras de abastecimiento y distribución en nuestra Comunidad, a través del Plan del Agua de Aragón ( 2002-2008), que supone una inversión de 122 millones de euros en un millar obras, y que permitirán el ahorro anual del consumo de una ciudad de 15.000 habitantes".

APUESTA POR EL DIÁLOGO

Boné ha recordado que "en Aragón, las grandes obras hidráulicas han venido acompañadas en ocasiones de polémicas y conflictos que sólo se pueden supera apostando por el diálogo y el consenso, tal como estamos haciendo en la Comisión del Agua de Aragón". Para Boné, "el diálogo es imprescindible para minimizar el impacto social, un impacto muchas veces olvidado: disponemos de normas que regulan el impacto ambiental, pero no disponemos de normativas que regulen el impacto social, por eso en ocasiones, una obra supera toda la normativa ambiental, pero sufre un gran rechazo de los habitantes del territorio donde se va a realizar". "Por ello, la Comisión del Agua, es una excelente herramienta para llegar a ese consenso básico que evite el impacto social de las obras hidráulicas en Aragón", ha señalado Boné, quien ha recordado que "en Aragón hemos logrado acuerdos históricos por unanimidad o amplísima mayoría, algo completamente novedoso en nuestro país".

Comentarios