¿Cuáles son las causas de la violencia contra las mujeres?

Las causas de la violencia de pareja son complejas y multidimensionales. No obstante, según la ?Guía de atención sanitaria a la mujer víctima de violencia doméstica en el sistema de salud de Aragón?, se pueden identifican una serie de factores de vulnerabilidad que incrementan la posibilidad de sufrir violencia doméstica aunque no sean causa directa, ya que muchas mujeres son víctimas de maltrato sin presentar factores de vulnerabilidad.

En diversos estudios se han encontrado múltiples factores potenciales de vulnerabilidad, pero entre todos ellos sobresale el haber sido testigo de violencia familiar como el factor más claramente relacionado tanto con ser pareja maltratada, en el caso de la mujer, como de ser un maltratador en los varones.

Los factores de vulnerabilidad en la mujer son:

Edad

Historia anterior de malos tratos. El maltrato no es una acción aislada, no sólo tiende a repetirse sino a ser más grave.

Problemas de salud mental.

Problemas físicos múltiples.

Minusvalías físicas o psíquicas.

Embarazo y postparto. En algunos estudios se ha puesto de manifiesto que hasta una tercera parte de los malos tratos se inicia durante el embarazo. El embarazo puede suponer una situación de riesgo o de protección dependiendo de cómo lo viva la pareja. En los casos en los que el hombre no desee ese embarazo o lo viva como una situación de amenaza para su dominio, el maltrato se incrementa.

Procesos de separación y divorcio. Muchas veces la violencia es causa o efecto de una separación. La separación o el divorcio aumenta considerablemente el riesgo de agresiones graves en mujeres maltratadas.

Inmigración. Cuando está asociada a aspectos que, en general, están presentes en situaciones de maltrato como son la preeminencia del hombre sobre la mujer, el carecer de apoyo comunitario o social, pertenecer a una comunidad extensa y articulada que se vuelve contra la mujer, condicionantes como el desconocimiento del idioma que dificulta pedir ayuda, el temor a consecuencias legales o administrativas1 como la repatriación o la pérdida de los hijos, la carencia de recursos económicos, el desconocimiento de los derechos, etc.

Tampoco existe un perfil definido de hombre maltratador, aunque ciertos factores o situaciones se han relacionado con un mayor riesgo de ser maltratador. De entre ellos destaca la experiencia de violencia en la familia de origen; otros factores identificados son: consumo de alcohol y/u otras drogas, pobreza, el carácter violento, controlador y posesivo, el aislamiento social y una concepción rígida y estereotipada del papel del hombre y la mujer.

Comentarios