La presa de Montearagón a cuatro meses de su finalización

2005113030 monte.jpg

La Presa del Pantano de Montearagón está ya prácticamente finalizada. Según ha explicado el Ingeniero Jefe de Prointec, la empresa que lleva el control de las obras, Fernando Martín, los trabajos se encuentran en la recta final. En estos momentos se interviene en el interior de la estructura y, de continuar con este ritmo de trabajo, el embalse podría comenzar a llenarse en la primavera de 2006, cumpliéndose así los últimos plazos que la Confederación Hidrográfica del Ebro había dado para la finalización de la obra.

La presa tiene una altura de coronación de 70 metros y en su construcción se han empleado un total de 600.000 metros cúbicos de hormigón. El embalse, cuando esté lleno, tendrá una longitud de 7 kilómetros. Es un embalse pequeño pero con una presa que no los es tanto, considerada de tamaño medio, pues la cerrada que se utilizó para su construcción era muy abierta, lo que obligó a realizar una gran infraestructura.

Respecto a las dudas existentes sobre el llenado del pantano los técnicos aseguran que el Flumen posee capacidad suficiente ya que tiene una aportación anual de 43 hectómetros cúbicos y el pantano tiene 51 hectómetros cúbicos, de los que 5, además, son embalse muerto.

En la primavera comenzará un período de pruebas del pantano para ir llenándolo progresivamente y comprobando el comportamiento de la infraestructura, un proceso que llevará, al menos, dos años.

El pantano se utilizará para riego y para suministrar agua de boca a la ciudad de Huesca. El riego se realizará a través de una tubería cerrada para dar presión al agua, lo que permitiría regar directamente por aspersión.

Otro capitulo importante de la obra es el plan de restitución, un plan especialmente ambicioso y cuyo montante fue prácticamente el mismo que el presupuesto del pantano. Una de las obras de ese plan que ya se está ejecutando es la carretera que unirá Fornillos con Barluenga, una carretera que, además, pasará sobre la presa.

La obra de Montearagón ha sufrido numerosos retrasos, sin embargo, Fernando Martín recuerda que este tipo de intervenciones son muy complicadas, pudiendo aparecer numerosos contratiempos.

Valga de ejemplo el caso de otros dos pantanos que se licitaron al mismo tiempo que el de Montearagón, en 1992: fueron el de Enciso en Logroño y el de Sigudosa-Valdeprado en Soria; A día de hoy no han comenzado las obras ni del uno ni del otro, sin embargo el de Montearagón está a unos meses de ser puesto en funcionamiento.

Comentarios