La fachada de la Iglesia de San Francisco objeto de polémica en el pleno del ayuntamiento de Barbastro.

La corporación municipal aprobaba con los votos de CHA, IU y PSOE y la abstención del PP la propuesta del grupo municipal de Izquierda Unida relativa a instar a la alcaldía a que de forma inmediata, ejecute el acuerdo plenario de fecha 3 de marzo de 2004, sobre adecuación de la fachada de San Francisco al orden Constitucional Democrático de la España actual. El pleno aprobaba por unanimidad tres modificaciones de créditos y una por mayoría. La propuesta de CHA relativa a la elaboración del plan local de patrimonio, y dos propuestas del grupo municipal PSOE en contra de la violencia de género y apoyo a la diócesis Barbastro-Monzón sobre el retorno de patrimonio, fueron aprobadas por unanimidad.

El portavoz de Izquierda Unida, Francisco Viú, señalaba que ?un ayuntamiento sin legitimidad democrática impuso en la fachada de San Francisco una simbología y un referente que dividía a las dos Españas?. Viu entiende que se debe devolver a la Iglesia de San Francisco su estética en cuanto a su construcción.

El acuerdo plenario de 3 de marzo de 2004 fue ejecutado por el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, puesto que transmitió el sentir de la corporación al Obispado de Barbastro-Monzón pero el ayuntamiento no tiene capacidad de decisión ya que debe ser el Obispado quien adopte la decisión, según explicaba el alcalde de Barbastro. El portavoz del grupo municipal del PSOE, Luis Sánchez, manifestaba que ?no está en manos del alcalde de la ciudad dar una solución a la propuesta puesto que debe ser el obispado quien decida que hacer con la placa?.

La aprobación inicial de la modificación de créditos nº 22 del presupuesto general del ayuntamiento de 2005, por suplemento de crédito por un importe de 31.728 euros fue aprobada con los votos de PSOE y la abstención del resto de grupos, IU, CHA, y PP. Los portavoces de los grupos de la oposición consideraban que no se había cumplido los trámites correspondientes para la edición de un libro. El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, reconocía que se había producido una ?irregularidad administrativa? puesto que se debería haber solicitado los presupuestos antes y no después pero ?el trabajo está hecho y hay que pagarlo y se trata de un excelente estudio?.

Comentarios