El periodista de Bonansa Javier Ricou presenta su libro “Acoso Escolar”

Javier Ricou, autor de ?Acoso escolar?, dice que el bullying "es un delito" y anima a denunciar "toda agresión". Según asegura, el acoso escolar "ha existido siempre, pero ahora los niños son más crueles y comienzan a agredir a una edad más temprana".

El licenciado en Ciencias de la Información por la Universitat Autónoma de Barcelona y periodista de La Vanguardia Javier Ricou Sanz (Bonansa, Huesca, 1963) acaba de sacar al mercado su libro ?Acoso escolar?. Ricou defiende que el bullying "es un delito en toda regla", por lo que anima a denunciar "toda agresión".

Basado en hechos reales, como el del chico de Lleida que intentó acabar con su vida por el acoso sufrido en el centro de enseñanza o el de un joven vasco, Jokin, que se suicidó, el autor realiza una labor de investigación que le lleva a indagar en las causas del acoso escolar, buscando las consecuencias del menor rendimiento del alumno y su temor a acudir al centro educativo. Todo ello sin olvidar a los padres, a los que da pautas para prevenir el acoso escolar.

Javier Ricou explica que "las agresiones que se están produciendo en los centros escolares no son cosas de niños, sino que son delitos que están destrozando muchas vidas" y apuntó que lo que le causó "más sorpresa" al investigar este tema "es que hay un 80 por ciento de testigos silenciosos, que no hablan por temor a ser tachados de chivatos".

En este sentido, aseveró que denunciar una agresión "no es ser chivato" y afirmó que "es un problema de falta de conciencia, pues los chavales saben de la existencia de este problema pero no son conscientes de la gravedad del tema". Asimismo, dijo que "es un asunto que implica también a padres y a profesores, que deben animar a los chavales a que denuncien estas actuaciones en el centro escolar".

Por otro lado, Ricou afirmó que la cortina del acoso escolar "se levantó en España con el caso de Jokin, (el niño vasco que se suicidó a raíz de las agresiones sufridas) pero es un problema que ha existido siempre" y agregó que la diferencia con respecto al pasado, "es que ahora los niños son mucho más crueles que hace 20 años y que la edad de los agresores ha descendido de los 14 a los diez años".

Atajar el problema a tiempo

Ricou afirma que "Es un problema que ha existido siempre, pero ahora parece que hay más casos porque estamos más encima del asunto, además, hay muchos padres dispuestos a contar las historias de sus hijos y que buscan la reacción inmediata del sistema educativo y de los tribunales, pero no la encuentran".

Asimismo, aseveró que los padres tienen "su parte de culpa, pues no hablan con el chaval y se pelean delante de ellos" aunque también llamó la atención sobre "la falta de control, que no de disciplina, que hay en las escuelas". "La clave es detectar y atajar el caso cuando empieza, porque si lo detectas cuando ya ha pasado un tiempo, el daño ya está hecho", puntualizó.

En este sentido, Ricou indicó que "si no se ataja a tiempo, las secuelas de este infierno pueden ser enormes" y añadió que "hay personas de 30 y 40 años que siguen teniendo secuelas y que siguen acudiendo a un psicólogo porque no han olvidado la experiencia de ser agredido".

Con respecto a los agresores, Ricou indicó que "no son conscientes del daño que están causando, pues no tienen empatía y no son capaces de ponerse en el lugar del otro". En esta línea, afirmó que "es importante que padres y profesores presten atención también al agresor, que necesita tanta ayuda como la víctima".

Javier Ricou Sanz

Javier Ricou Sanz nació en Bonansa (Huesca) en 1963 y es licenciado en Ciencias de la Información por la Universitat Autónoma de Barcelona. En 1987 inició su carrera periodística en El Día de Aragón y desde entonces su principal actividad laboral se ha centrado en el periodismo escrito.

Actualmente compagina su trabajo en La Vanguardia con la elaboración de un programa semanal en Lleida Televisió, del que es director y presentador.

Comentarios